El Consejo Autonómico de Colegios Oficiales de Médicos de Castilla y León, reunidos recientemente sus vocales de Atención Primaria, denuncia que las condiciones actuales de trabajo, con la falta de sustitutos en las ausencias reglamentarias, acumulaciones indiscriminadas, gran variabilidad de horarios y profesionales, suponen un riesgo para conservar la calidad asistencial.

Por todo ello, ponen de manifiesto que al no sustituir al cien por cien las ausencias de los médicos de Atención Primaria se corren graves riesgos derivados de las excesivas cargas de trabajo. Por ejemplo, la relación médico - paciente, “tan necesaria para una asistencia sanitaria de calidad, se ve gravemente afectada y sobrecarga otros recursos del sistema sanitario”. Así, se incrementa de forma grave la insatisfacción de los pacientes, deteriorando la relación y con aumento del riesgo de agresiones. “El ejercicio de la profesión médica en estas condiciones adversas puede causar un incremento de los errores médicos involuntarios. La salud psicofísica de los médicos de Atención Primaria en nuestros Centros de Salud se está poniendo en peligro, por el nivel de ansiedad y estrés generado”.

Los médicos consideran que la reestructuración de la Atención Primaria, necesaria para la reordenación de los recursos, no debe implicar una pérdida de puestos de trabajo. A lo que añaden que el sistema informático Medora, herramienta de trabajo para la gestión de la información clínica y de todos los asuntos derivados de la consulta como recetas, bajas e informes, con las últimas modificaciones se producen serios retrasos que llegan a superar una hora a lo largo de la consulta diaria y en ocasiones pérdida de la información guardada. 

En época estival estos problemas se agudizan originando retrasos en la atención, con la consiguiente incomodidad tanto para los usuarios como para el médico. “Problemas en el visado electrónico de las recetas que necesitan autorización de la Inspección Médica (VERE), generando retrasos o imposibilidad de gestión de las mismas. Dificultades o imposibilidad en la conexión con los hospitales de referencia alteraciones en las agendas de los profesionales surgiendo duplicidades o pérdida, de citas. Estas situaciones pueden crear posibles errores médicos involuntarios por deficiente información o pérdida de la misma y originar distorsiones o confusiones, potencialmente serias y graves para profesionales y usuarios”, concluyen los médicos.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído