El tercer Encuentro Internacional de Jóvenes Políticos de América Latina y España, organizado por el Máster en Asesoramiento y Consultoría Política (MAICOP), ha contado en su presentación con Mauricio de Vengoechea, vicepresidente de la Asociación Internacional de Consultores Políticos, al que acompañaban Cristina Sánchez López, coordinadora del encuentro, y Antonio Sánchez Cabero, vicerrector de la Universidad Pontificia. El objetivo del encuentro es aprender a gestionar los recursos comunicativos para construir una campaña electoral simulada. El fondo antropológico de la campaña también es importante para reflexionar sobre la necesidad de avanzar y buscar alternativas en un contexto de crisis. En esta última actividad vienen trabajando desde la semana pasada. 
 
“Se trata de un proyecto común, compartido y con una honestidad y entrega frente a las situaciones de crisis con el fin de invertir la situación actual del país. Las fronteras están, más que para separar, para sumar voluntades. Queremos una sociedad más justa y una propuesta a la solución de problemas”, así lo ha definido Vengoechea. También anunciaron que esta misma mañana visitarían el Ayuntamiento y pasarían por la Cámara de Comercio durante la semana. Según explicó su coordinadora, Cristina Sánchez, la formación que ofrecen es tanto teórica, como práctica y se propone para España un manejo en situaciones de crisis con mayor experiencia; en este caso, la que proviene de América Latina. 
 
El vicepresidente de la Asociación Internacional de Consultores Políticos también expresó su deseo por cambiar la situación que se vive en Colombia: “con esfuerzo hemos logrado que algunas situaciones dejen de convertirse en conflicto, para pasar a ser situaciones de prosperidad, de oportunidades y de incremento de la calidad de vida de los ciudadanos colombianos”. Desde 1982, Vengoechea lleva trabajando con múltiples candidatos de America Latina. Repasó la situación vivida en estos últimos 12 años: “Desde el año 2000 estamos viviendo una situación completamente diferente”. Apuntó como causas fundamentales la crisis económica y la revolución tecnológica; no sólo en cambio político, sino también en cambio social: “En el año 2000 vivimos las muerte de las ‘.com’ y la aparición de Google. En el 2001 la caída de las Torres Gemelas. En 2002 se derrumbó la credibilidad corporativa por el escándalo y corrupción del gobierno de George W. Bush. En 2003 la Guerra de Irak. En 2004 el tsunami de Asia y la aparición de Facebook. En 2005 el huracán Katrina y la aparición de Youtube. En 2006 el nacimiento de Twitter. En 2007 la aparición de los smartphones. En 2008 se inició la gran crisis económica y Obama llega a la presidencia de los EEUU. En 2009 el fraude de Bernard Madoff, por el que mucha gente perdió sus ahorros y la gripe porcina en México, que supuso una caída del PIB del 8% en el país. En 2010 los terremotos de Chile y Haití. En 2011 la caída en Túnez de Ben Alí y otros países Árabes. En 2012 indignados en Chile, México… Facebook entra en la bolsa. La bolsa cae. Como vemos los cambios no se detienen y son a una velocidad mayor de la que esperamos”.

El impacto de internet y las redes sociales

 
El cambio impacta y crece la incertidumbre: “Hoy vivimos la peor crisis económica que hemos vivido desde los años 30. La gente ha perdido por completo la confianza en los bancos, en los gobiernos, en los políticos y , en general, en todas las instituciones. Están cansados de la mentira”, señaló Vengoechea. Una de las causas es la tecnología, que ha supuesto la democratización de las comunicaciones. Los individuos pueden opinar y participar directamente del proceso comunicativo a través de las redes sociales: Twitter, Factbook o Youtube. Estas redes están sustituyendo a otros medios como son el periódico impreso o la televisión y suponen una transformación para la comunicación política. La tecnología proporciona a los ciudadanos la posibilidad de demanda de una mayor transparencia.

Explicó que las comunicaciones se suceden ahora dentro de un proceso de redes que comunican a personas con personas. También destacó el riesgo de confidencialidad que suponen estas nuevas formas de comunicación para algunos gobiernos y expresó su evolución como: “La comunicación dejó de ser la cenicienta de la historia para sentarse en la mesa de las grandes decisiones. Hoy la comunicación es orbital, ya no es unidireccional”. La omnipresencia de Internet y el surgir de nuevas estrategias tecnológicas, forman un proceso de comunicación que atraviesa todas las facetas de la política moderna. De grandes oradores, cuyo proceso de comunicación era unidireccional, se ha pasado ha conversar a través de nuevas formas, de un modo plural”. 

 
El ciclo se desarrollará hasta el sábado 14 de julio y contará con la presencia de expertos, profesores, políticos y asesores, como el profesor del instituto tecnológico de Monterrey (México), Rafael Reyes Arces; el director de The LeaderShip Institute de Washington, Miguel Moreno; el director de Mosaiq Consuitrores, Juan Quesada; el presidente de Consultores Políticos Independientes de Ecuador, Oswaldo Moreno; el especialista en Oratoria, Arturo Merayo; el presidente de la Asociación de Comunicación Política de España, Luis Arroyo; Santiago Comadira, del Ministerio de Interior del Gobierno de Cristina F. de Kirchner (Argentina); el director del programa de gerencia política de la George Washington University (EEUU), Roberto Izurieta, y el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído