Juan Antonio Martín Mesonero, bipresidente de la patronal y la Cámara de Comercio, tira la toalla. Hace un mes anunció que dejaría de presidir la institución cameral y no optaría a la reelección. Este lunes, precisamente el mismo día en que la Junta de Castilla y León ha tomado el mando en la Cámara hasta que convoque en breve elecciones, Mesonero ha anunciado que anticipa también las elecciones en patronal y no optará a la reelección como presidente.

Este lunes se reunirá un comité extraordinario de la Confederación de Asociaciones de Empresarios Salmantinos (Confaes) para convocar unos comicios que no tendrían que producirse ahora, pues Mesonero ya revalidó hace dos años el cargo. Pero las continuas polémicas en que se ha visto envuelto desde el verano, y sus dos imputaciones judiciales acusado de varios delitos, han generado un importante malestar entre el empresariado salmantino, exigiendo que se apartara. La gota que colmó el vaso fue el 'caso Adventia' por cobros de dietas del consejo de administración de la escuela de pilotos que gestiona una fundación.

"Pese a opiniones en contra, desde mi punto de vista siempre interesadas, he tenido el honor de compartir la presidencia de ambas instituciones durante los últimos siete años y considero que el balance ha sido muy positivo para los empresarios. Sé que ha habido quien ha criticado mi doble condición de presidente, pero han sido muchos más los que han valorado y agradecido el esfuerzo. Tengo que decir que he dado todo lo que he podido. Con mis aciertos y errores, pero que llego a este momento con la conciencia muy tranquila, y con la amargura de haber sufrido en el último momento deslealtades, que algún día, y espero que sea pronto, tendrán su explicación", justificó Mesonero.

Imputado por diversos delitos

Recientemente el Juzgado de Instrucción número uno de Salamanca ha admitido a trámite la segundo querella que la Asociación de Empresarios Salmantinos del Comercio (Aesco) presentó a finales de julio contra los actuales responsables de la Confederación de Asociaciones de Empresarios Salmantinos (Confaes), presidida por Juan Antonio Martín Mesonero, al considerar que ha podido incurrir en diversos delitos.?

El pasado día 4 la Policía Judicial, por orden del Juzgado, registró la sede de la patronal en la plaza de San Román en busca de documentación. Ahora desde Aesco confirman que Mesonero ha sido llamado a declarar el 1 y 2 de diciembre junto a José Luis Martín Aguado, Fernando Gómez, Juan Luis Feltrero y Ricardo Andrés?, por presunto delito societario, apropiación indebida y administración desleal, así como delito de corrupción.

Esta citación judicial se deriva de aquellas acciones realizadas durante la gestión de la escuela de pilotos Adventia por parte de los representantes de la Fundación Salamanca Progreso: Juan Antonio Martín Mesonero como presidente, Juan Luis Feltrero Oreja como vicepresidente de Confaes y José Luis Martín Aguado como vicepresidente de la Cámara de Comercio. Se considera que han devengado "ingresos personalmente que supuestamente correspondían a las personas jurídicas a las que representaban sin el consentimiento ni conocimiento de los órganos de gobierno de las mismas". Unos 105.000 euros al año en total.

Cabe recordar que Mesonero también tendrá que declarar el 9 de noviembre en el Juzgado de Instrucción número dos de Salamanca por presunto delito societario, dada la negativa a la información, tentativa de estafa, delito de descubrimiento y revelación de secretos así como delito de injurias. 

Los servicios jurídicos de la asociación de comerciantes diferencian dos tipos de actuaciones, que afectarían tanto a la propia asociación Aesco como a sus representantes. Por un lado, aquellas que se han llevado a cabo tras la solicitud de dimisión que su presidente, Benjamín Crespo, realizó a Mesonero.

Destacan, según explica Aesco, "la absoluta prohibición de acceso a documentos contables de Confaes, siendo Benjamín Crespo tesorero de la misma, la argumentación de que Aesco tiene una deuda de 300.000 euros con Confaes y la solicitud de la misma, siendo inexistente y desconocida hasta el momento actual". También aluden al envío de cartas por parte de Bernabé Cascón a los asociados de Aesco "sin consentimiento y con un perjuicio económico tangible, y el carácter injurioso de las mismas". Además del "acceso y uso de las bases de datos de Aesco sin consentimiento, y la certificación de acuerdos y votaciones del Comité Ejecutivo de Confaes, por parte del secretario general, sin presuntamente haberse llevado a cabo los mismos". 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído