El Ministerio de Educación revisará las condiciones en que los alumnos obtienen el título académico al terminar la Educación Secundaria Obligatoria, ya que la legislación actual lo permite hasta con tres suspensos. Así se esboza en la reforma académica que prepara el Gobierno, que llegará al Congreso previsiblemente después del verano y entraría en vigor progresivamente a partir del curso 2013-14.
 
En concreto, se reforzarán las asignaturas instrumentales, tales como Lengua, Matemáticas e Inglés, en un posible cambio de planes de estudio. Como argumento, el Ministerio rechaza el excesivo grado actual de elección de materias optativas, la falta de troncalidad de los currículos y a la pérdida de la cultura del esfuerzo. Y justifica el aplazamiento de los módulos de FP de 2.000 horas por razones de eficiencia, también la postergación de los cambios en el 4º de ESO aprobados por el anterior Gobierno socialista.
 
También defiende revisar y acordar con las comunidades los indicadores y criterios de medida del rendimiento académico de las evaluaciones censales de alumnos de la enseñanza no universitaria y articularlas sobre cómo articularla con la muestral de PISA. Por eso, señala como otro elemento importante de la reforma el futuro estatuto del docente público, dado que los maestros son protagonistas activos del proceso educativo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído