Un mínimo porcentaje de la población en activo (8%) confía en mantener un estilo de vida cómodo durante su jubilación. Ésta es una de las conclusiones del Estudio de Preparación para la Jubilación de 2014 realizado a nivel mundial por la aseguradora Aegon. Países como China y la India se muestran muy optimistas a la hora de abordar su jubilación mientras que Francia, Japón y Polonia son los más pesimistas. “La confianza en una jubilación dorada es mínima entre los españoles y solo apreciamos una mayor determinación en los ahorradores habituales y encuestados de mayor edad”, comenta Jaime Kirkpatrick, CEO de Aegon España.
 
Un 72% de los españoles sigue asegurando, al igual que el año anterior, que las generaciones futuras tendrán una jubilación peor que los jubilados actuales y solo el 5% se muestra optimista a este respecto.Sin embargo, la gran mayoría cree que no necesitará respaldo económico de su familia al jubilarse excepto los más jóvenes, con edades comprendidas entre los 18 y 24 años, que no se muestran tan optimistas y un 40% de los mismos cree que necesitará ayuda al alcanzar su retiro.
 
A pesar del pesimismo relativo de cara a la jubilación, un 52% de los españoles confía en dejar de trabajar completamente al alcanzar la edad estipulada, edad que se mantiene en los 65 años para un 42% de los españoles. “En comparación con los resultados de España, en el resto de países los trabajadores creen que permanecerán activos más tiempo, incluso aseguran que seguirán trabajando una vez alcanzada la edad de jubilación. Trabajar más tiempo, más allá de la edad de jubilación impuesta o prevista, puede ayudar a los trabajadores a subsanar la falta de ahorros. Los gobiernos y empresas debemosfacilitar herramientas para adaptarnos a esta nueva realidad. La realización de estos cambios será fundamental para el éxito de una jubilación gradual”, comenta Jaime Kirkpatrick.
 
Seguimos sin planificar nuestra jubilación

Un 48% de los encuestados en nuestro país no tiene un plan para su jubilación y solo Francia, Holanda, Polonia y Japón se muestran aún más reacios a la hora de contar con un plan formal por escrito para su jubilación. Tan solo el 23% de los españoles tiene un plan alternativo en caso de no poder seguir trabajando antes de llegar a la edad de jubilación planificada. “Además de tener listo un plan de ahorro, una buena planificación financiera debería contemplar también la creación de un fondo para cubrir acontecimientos imprevistos, como puede ser la pérdida del trabajo, el tener que dedicarse al cuidado de otras personas, la incapacidad o la baja por enfermedad. Esto ayudaría a los trabajadores a superar situaciones de dificultad económica a corto plazo sin tener que sacrificar su jubilación”, comenta Jaime Kirkpatrick, CEO de Aegon España. 

Para un 69% de los españoles la falta de recursos económicos es el principal obstáculo a la hora de planificar su futuro y demanda medidas que les ayude a ahorrar. Un 46% apuesta por un incremento salarial, seguido de una mejoría del entorno económico (39%) y mayores deducciones fiscales (25%).

La solución comienza por facilitar el acceso a los planes de jubilación.

Un 51% de las empresas españolas no ofrece servicios a su plantilla para ayudarles a planificar su jubilación, y un 14% de los encuestados reconoce que ni siquiera sabe si su empresa ofrece este tipo de servicios. “A medida que cada uno de nosotros nos hemos ido responsabilizando de nuestra jubilación, hemos trasladado el debate a todos los actores de la sociedad y esto ha permitido que la proporción de ahorradores habituales se haya incrementado en solo un año, pasando del 19% al 27% en 2014”, comenta Kirkpatrick. 

Entre un 20% y 22% de los encuestados apuesta por una contribución mixta a la hora de asegurarse un plan de jubilación en su empresa y aceptarían una deducción del 5% de su salario si su empresa contribuye en la misma proporción respectivamente. “Los empleados deberían tener una total flexibilidad a la hora de elegir cuándo y cómo desean jubilarse con independiencia de la edad de jubilación establecida. Las empresas tenemos que jugar aquí un papel clavecompartiendo la responsabilidad de ahorrar para la jubilación y ayudando a nuestros empleados a tomar las decisiones correctas”, concluye Kirkpatrick.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído