El Grupo Municipal de Ganemos en el Ayuntamiento de Salamanca presentó, en el pleno celebrado este viernes, dos mociones. Una primera, relativa a que la ciudad de Salamanca fuera declarado como municipio opuesto a la Aplicación del Acuerdo Transatlántico; la segunda, para exigir una nueva ley reguladora del derecho a la vivienda que cubra las medidas de mínimos a la emergencia habitacional que estuvo apoyada por la plataforma Stop Desahucios.

Ninguna de las dos, para su desgracia, encontró el respaldo necesario de los grupos municipales para considerarse aprobadas por el pleno. En relación a la primera, desde el resto de grupos, especialmente desde el Partido Popular, se les ha recordado que esa cuestión no atañe al pleno de la corporación municipal. Ciudadanos, además, les replicó que trajeran esa moción al pleno ?para que no compremos la Coca-Cola? cuando desde Ganemos se había criticado la moción presentada por los últimos por la defensa y la unidad de todos los españoles.

En cuanto a la segunda, una de las respuestas que recibieron es que el Ayuntamiento ya pone los medios suficientes para ayudar a las familias y personas sin recursos habiendo aumentado la cuantía en los últimos años. Especialmente, señaló Cristina Klimowitz por parte del Grupo Popular, las ayudas ofrecidas por el Ayuntamiento se destinan en gran parte a garantizar el acceso a una vivienda digna en la que ya entraban dentro el apoyo para hacer frente a los pagos de suministros de primera necesidad como agua, luz o el gas. Desde Ganemos, por su parte, reclamaron mayor implicación para conseguir viviendas de alquiler social frente a las consideradas en propiedad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído