Las neurotrofinas son proteínas con un papel muy importante en el sistema nervioso, ya que favorecen la supervivencia de las neuronas. Expertos en este tema se reunirán en un simposio internacional a lo largo de los dos próximos días, 14 y 15 de marzo, en el Instituto de Neurociencias de Castilla y León (Incyl) de la Universidad de Salamanca para analizar los últimos avances en este campo del conocimiento, muy relacionado con cuestiones como el dolor o varias enfermedades.
 
Bajo el título ‘Mecanismos de los factores neurotróficos en la salud y la enfermedad’ y financiado por la Fundación Ramón Areces, este encuentro atraerá a varios expertos internacionales, según ha explicado a DiCYT (www.dicyt.com) Carlos Arévalo, investigador del Incyl y organizador de este evento. “Se ha conseguido tener a conferenciantes, ligados directamente con investigaciones en factores de crecimiento neurotróficos, con un carácter muy relevante”, asegura, “no es fácil tener a todos estos investigadores de tal calibre en Salamanca”.
 
Moses Chao, investigador de la Universidad de Nueva York, es uno de los participantes más destacados, ya que estuvo implicado en la identificación del primer receptor de neurotrofinas, p75. “Fue el primero que clonó este receptor y tiene una carrera muy dilata como presidente de la Sociedad de Neurociencias de Estados Unidos, que, para hacernos una idea de su importancia, tiene unos 30.000 socios”, indica Arévalo.
 
Antonino Cattaneo, miembro de la Organización Europea de Biología Molecular (EMBO), especialista en factores neurotróficos y enfermedades neurodegenerativas “nos contará la función de la NGF en la modulación del dolor” comenta el organizador. “Uno de cada cinco europeos han sufrido dolor en las últimas semanas y lo interesante que es avanzar en los mecanismos que producen este dolor”, comenta en relación al trabajo de Cattaneo.
 
También es de gran interés cómo afectan las neurotrofinas a la regulación del apetito, asunto de alguna de las ponencias, como la del investigador John Lin, vicepresidente de la empresa Rinat, perteneciente a la farmacéutica Pfizer; hablará del desarrollo de anticuerpos basados en neurotrofinas para el tratamiento de trastornos metabólicos. Asimismo, Maribel Ríos, doctora en Biología celular y molecular de la Universidad de Boston es la encargada de explicar “cómo afecta la proteína BDNF en los circuitos que regulan la alimentación”.
 
Desde el punto de vista terapéutico, resultará interesante “poder ver la relación de estos factores con las enfermedades, en casos como la esclerosis múltiple”. En esta línea, Lino Tessarollo, otro investigador estadounidense, está especializado en el desarrollo de ratones modificados genéticamente para estudiar el papel de las neurotrofinas, sobre todo en Oncología.
 
Además de los investigadores internacionales, hay una importante representación de científicos españoles, como José María Frade, del Instituto Cajal de Madrid; Isabel Fariñas, de la Universidad de Valencia; María Luz Montesinos y Ángel Pastor, de la Universidad de Sevilla; Jordi Alberch y Beatriz Moreno, de la Universidad de Barcelona; y Beatriz Rico, del Instituto de Neurociencias de Alicante.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído