“Es un auténtico escándalo y una vergüenza para la Justicia”. Con esta frase resume su malestar el presidente de la Asociación Salamanca Memoria y Justicia, Severiano Delgado, tras conocer la condena que inhabilita a Baltasar Garzón, el juez que investigaba los crímenes del franquismo. “No tiene ni pies ni cabeza lo que están haciendo con Garzón, es un caso de acoso bien orquestado”, asegura.
 
Delgado considera que esta inhabilitación por la trama Gürtel es sólo la punta del iceberg de un complot contra el juez de la Audiencia Nacional, sumada a las acusaciones en el proceso para resolver los crímenes del franquismo o en el proceso sobre el patrimonio personal del todavía magistrado. “Es absurdo que lo acusen de coger una competencia que no es suya”, manifiesta.
 
De ahí que tema todas las repercusiones que se derivan de esta situación judicial a la hora de proseguir el trabajo diario para la búsqueda de los desaparecidos durante la Guerra Civil. “Cuando les hemos instado a investigar la aparición de restos humanos, algunos jueces nos han despachado en cuestión de minutos diciendo que eso es de la Guerra Civil, sin ni siquiera verlos ni mandar que se examinen, sin comprobar si pudieran ser restos humanos de algunas otra causa, por muerte natural o incluso algún asesinato”, lamenta el presidente de la Asociación Memoria y Justicia.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído