El denominado eje Atlántico, un corredor de unos 2.000 kilómetros que atraviesa desde Portugal a Suecia el continente, mueve al año unas 100.000 toneladas de mercancías y concentra el 50 del tráfico entre la Península Ibérica y Europa ya que suma una red de 60 puertos marítimos. Este corredor, considerado prioritario en la revisión del Red Transeuropea de Transporte (RTE-T), conecta un territorio que produce el 40 por ciento del Producto Interior Bruto de la zona euro -más de dos billones- y aglutina una población de 80 millones de habitantes.

La financiación que llegará de la Unión Europea es la gran esperanza ferroviaria para la provincia de Salamanca, incluida entre los ejes principales. Y es que el AVE desde Medina del Campo no avanza debido a la crisis económica, sin partidas presupuestarias para iniciar las obras salvo en la nueva estación de la localidad vallisoletana. El nuevo corredor ferroviario tiene la financiación garantizada y supondrá un tercer carril con vía de ancho internacional.

La Comisión Europea (CE) pretende que esté operativo en 2020 para lo que el Ministerio de Fomento estima que será necesaria una inversión de 11.700 millones. El ejecutivo comunitario pretende impulsar el transporte por ferrocarril y mar y reducir la carga que soportan actualmente las infraestructuras viarias. Este desfase modal provoca que sólo el uno por ciento se produce por vías férreas, el 16 por ciento a través de redes marítimas y el 83 restante por carretera.

El Corredor Atlántico conecta los países y regiones bañadas por el Atlántico, que son las que forman parte de la Comisión del Arco Atlántico (Portugal, España, Francia, Irlanda, Reino Unido e Irlanda), Bélgica, Holanda, Alemania, Dinamarca, Suecia, Noruega, prolongándose hacia el sur (puerto de Algeciras y Marruecos) y hacia el norte (puertos de Amberes y Rotterdam, Norte y Este de Europa). Hacia el este se conecta con el eje Lyon-Ljubljana-Budapest hasta la frontera ucraniana (Kiev) y con el eje Berlín-Varsovia hasta la frontera bielorrusa (Minsk).

Por tanto, cubre una zona con el 25 por ciento de la población de la zona euro (80 millones, distribuidos en una docena de aglomeraciones urbanas de más de un millón de habitantes, entre ellas, capitales europeas como Lisboa, Madrid, Paris, Bruselas, La Haya, Londres o Dublín. Para Lisboa y Madrid. Además, y como dato de interés cabe señalar que este corredor es el itinerario más corto para alcanzar París, Londres, Berlín, norte y este de Europa o Rusia.

A lo largo del corredor se encuentran más de 60 muelles, entre ellos, los de Sevilla, Sines, Lisboa, Oporto, Vigo, La Coruña, Gijón, Santander, Bilbao, Bayona, Burdeos, Nantes-Saint Nazaire, Lorient, Brest, Saint-Malo, Cherbourg, Le Havre o Dunkerque. Éstos soportan un tráfico total que supera los 650 millones de toneladas al año, a las que podría añadirse también el tráfico de los grandes puertos en las prolongaciones del corredor (Algeciras, Amberes, Zeebrugge, Róterdam, Hamburgo).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído