Un total de 47 oficinas de farmacia con 163 boticarios adheridos en Salamanca ofrecerán en sus boticas a partir del próximo 26 de mayo un nuevo servicio sanitario que permitirá personalizar las dosis de medicación de sus pacientes. 

Esta individualización de la medicación será especialmente útil para pacientes mayores, crónicos y polimedicados que deben manejar un número considerable de fármacos. La intención es mejorar su adherencia a los tratamientos, evitar errores y lograr mejores resultados de salud. Para ello, el farmacéutico contará desde ahora con una nueva herramienta, que le permitirá la organización de la medicación de sus pacientes en envases especiales.

 
Para ofrecer el nuevo servicio, conocido como Sistema Personalizado de Dosificación (SPD), el Concyl-Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de Castilla y León ha trabajado en la elaboración de protocolos que sirvan para facilitar la labor de estos profesionales sanitarios y homogeneizar su actuación.
 
A día de hoy son ya más de 820 las farmacias en Castilla y León que colocarán elementos identificadores en sus escaparates para que los pacientes puedan reconocer que dicha botica personaliza las dosis de medicación. Se trata de un servicio remunerado, pero accesible para los ciudadanos, que en principio deberá abonarse por los pacientes, si bien el objetivo futuro es establecer convenios con la Administración, mutuas y seguros para cubrir su coste. 

Utilidad

 
La utilidad de este servicio se hace especialmente evidente en Comunidades como la de Castilla y León, donde el 24% de la población es mayor de 65 años, 5 puntos por encima de la media nacional. Hay que tener en cuenta, además, que muchos de estos mayores viven solos o en zonas aisladas, con escaso seguimiento o tutelaje de la medicación que toman. También pretende aliviar la sobrecarga del cuidador, en caso de existir, facilitándole las dosis ya personalizadas. Todo con un objetivo, evitar lo que hasta ahora es una realidad: a mayor número de fármacos que toma un paciente, mayor es el incumplimiento de la medicación. Dicho incumplimiento puede cifrarse en un 40% en grupos terapéuticos tan importantes como antihipertensivos y antibióticos.
 
Este servicio ya se ha puesto en marcha con éxito en Comunidades como Andalucía, País Vasco, Extremadura, Cataluña y Murcia. Su implantación ha provocado un doble ahorro: sanitario y económico. Por un lado, ha aumentado la adherencia a la medicación y, por tanto, su efectividad, lo que reduce complicaciones de salud más graves que suelen generar un mayor gasto al sistema sanitario.
 
Está previsto que los Colegios profesionales de farmacéuticos de la Comunidad sigan formando de manera periódica a aquellos boticarios que quieran iniciar la prestación de este servicio. El objetivo final es prolongar la atención y el cuidado del paciente más allá de la dispensación, aprovechando la cercanía de las farmacias y la estrecha relación farmacéutico-paciente.
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído