Bajo el título de ?Asamblea de renovación misionera de la Diócesis de Salamanca?, el obispo de Salamanca, Carlos López, acaba de publicar una Carta Pastoral con motivo de la inauguración de la segunda fase de la Asamblea Diocesana. Con esta Carta Pastoral, que se distribuirá a todos los fieles de Salamanca, realiza la convocatoria oficial de la Asamblea Diocesana que fue anunciada en la Catedral Nueva en la homilía de la Solemnidad de la Virgen de la Vega, el pasado 8 de septiembre de 2014.

En su misiva, el prelado destaca que ?vivimos en una profunda crisis moral, social y cultural que ha aumentado el sufrimiento en muchos sectores de nuestra sociedad salmantina?. Así, alude al ?paro de muchos miles de personas, la mitad de las cuales no reciben prestación alguna; el desempleo masivo de los jóvenes; la falta de vivienda en algunas familias, con el drama de los desahucios; la despoblación, el éxodo de los más jóvenes y envejecimiento del mundo rural auguran un futuro incierto para nuestra provincia; el escaso tejido empresarial de nuestra tierra; el fracaso escolar en muchos de los escolares de nuestros pueblos y barrios; los colectivos de exclusión social: presos, drogodependientes, enfermos psíquicos, niños no nacidos??.

Carlos López también recuerda que el Papa Francisco ha resaltado con fuerza que ?la Iglesia necesita superar el peligro de centrar su mirada en sí misma, en una actitud enfermiza de auto-conservación o autodefensa. Porque el encerramiento de la Iglesia y de los agentes pastorales en sus propios procedimientos, seguridades, rutinas pastorales e intereses, conduce fácilmente a ser cautivos de cosas que sólo generan oscuridad y cansancio interior, apolillan el dinamismo apostólico, roban la alegría evangelizadora, sumen en el pesimismo estéril y en la conciencia de derrota y hacen surgir enfrentamientos entre los miembros y comunidades de la Iglesia?.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído