Los parados salmantinos cobran la novena prestación por desempleo más baja del país. Con una media de 785 euros, uno menos que el mes pasado, están sólo por delante de Las Palmas, Orense, Zamora, Lugo, Cáceres, Ávila, Badajoz y Tenerife, según los últimos datos hechos públicos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Más de 18.000 parados pueden cobrar una prestación por desempleo en la provincia de Salamanca, lo que supone un desembolso diario de 510.000 euros al Estado.
 
A finales de agosto el Gobierno aprobó la prórroga del plan Prepara por el cual se concede una ayuda mensual a los parados que agoten su prestación por desempleo. Tendrán derecho durante seis meses, pero se endurecen los requisitos para evitar los casos de jóvenes que cobran el dinero pero viven con sus padres o abuelos. Además, los parados perderán la ayuda si el hogar dispone de 481 euros por cabeza. Los desempleados con tres miembros familiares a su cargo podrán recibir hasta 450 euros. 
 
Todos estos parados comenzarán a cobrar las ayudas a partir del 5 de octubre. Pero el Gobierno exigirá que hayan buscado trabajo durante un mínimo de 30 días después de dejar de percibir la prestación o subsidio por desempleo y presenten un certificado de su comunidad autónoma o ayuntamiento que detalle si tienen concedido otro tipo de asistencia.
 
La reforma se centra el colectivo de beneficiarios en los parados de larga duración (más de doce de los últimos dieciocho meses en desempleo) o parados con cargas familiares, manteniéndose el resto de requisitos de acceso contemplados en programas anteriores. Y se exige que el solicitante acredite haber buscado activamente trabajo o haber realizado actuaciones para incrementar su empleabilidad durante el mes que transcurre desde la pérdida de otras prestaciones hasta la solicitud, con el objetivo de reforzar el seguimiento del compromiso de actividad. Esta obligación se mantiene durante todo el programa y determinará la permanencia del beneficiario.
 
Otra novedad de la reforma es que para los nuevos beneficiarios que tengan, al menos, dos miembros de la unidad familiar a su cargo, además del cónyuge o pareja de hecho se incrementará la cuantía de la prestación del 75 al 85% del IPREM. Es decir, pasarán a recibir 450 euros mensuales frente a los 399 euros actuales. Además, la ministra de Empleo y Seguridad Social ha destacado que se mejorará la empleabilidad de los beneficiarios con el objetivo de facilitar su inserción en el mercado de trabajo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído