Un joven de dieciséis años, llamado Iván Bragado, es el encomendado para representar a Castilla y León en el Certamen Nacional de Interpretación Intercentros Melómanos que se celebrará el próximo 7 de diciembre en Madrid. Para su actuación Iván ha elegido a su eterno compañero: el arpa, el cuál comenzó a tocar con ocho años. Desde esta edad inició su aprendizaje con el arpa en el Conservatorio de Música de Salamanca, aunque anteriormente ya había empezado sus estudios de música en una escuela.
 
En la fase del concurso de la que ha sido elegido este joven arpista tuvo que competir con otros diez participantes de los conservatorios de León, Astorga, Zamora y Salamanca, concretamente de éste último han asistido tres alumnos. La profesora de arpa de Iván, Marta Ayuso, ha explicado que del Conservatorio de Salamanca sólo se han podido presentar tres alumnos, porque el concurso se celebra en noviembre, muy cerca de los meses de verano, por lo que los posibles participantes disponen de muy poco tiempo para su preparación. 
 
La devoción por el arpa de este joven músico viene de cuando era pequeño, desde entonces se dio cuenta de que el arpa era el instrumento que más le llamaba la atención, y al que luego ha dedicado su vida. Por eso, tanto su profesora como la directora del Conservatorio de Músico están muy contentas y satisfechas porque uno de sus alumnos sea el encargado de representar a Castilla y León.
 
Iván Bragado siempre que puede ensaya unas tres o cuatro horas diarias, pero a pesar de su dedicación, para él no ha supuesto tener que renunciar a ninguna otra faceta de su vida, de hecho, su arpa le sirve para alejarse del mundo real. Muestra de ello es la pasión que se observa en Iván cuando toca las cuerdas de su arpa.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído