La Universidad de Salamanca ha levantado el telón, un año más, al Máster en Evaluación y Gestión del Patrimonio Cultural que ya suma catorce ediciones. El director de la Fundación Villalar de Castilla y León, Antonio Calonge, ha indicado que el éxito de este máster se apoya fundamentalmente en la riqueza del patrimonio cultural de la comunidad en general y de Salamanca en particular que despierta interés no solo en profesionales de la historia del arte sino en expertos en materias como periodismo o publicidad tanto nacionales como internacionales. Además del marco geográfico en el que se encuadra esta titulación, aparece el elenco de profesores encargados del máster como responsables de tal éxito. 

El máximo responsable de la Fundación Villalar no ha dejado pasar la oportunidad para recordar que el patrimonio cultural es una asignatura de especial cuidado. La comunidad de Castilla y León es una de las zonas más ricas en cuanto a patrimonio nacional se refiere y ha apuntado que se debería de prestar especial atención a este asunto, ya que, en palabras de Antonio Calonge, “nunca se termina de restaurar, sobre todo, en zonas como Salamanca, con iglesias románicas, góticas, mudéjares, mozárabes y modernismos que requieren una puesta al día”. 

La conferencia inaugural ha corrido a cargo del académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Pedro Navascúes, que llevaba por título “La arquitectura del hierro como Patrimonio Cultural”. Navascúes ha hecho un pequeño repaso arquitectónico que ha tenido como lugar de origen la torre Eiffel de París (Francia), obra férrea por excelencia en términos mundiales, pasando por la situación de aquellas obras europeas que aún se conservan en la actualidad y los motivos de aquellas que ya no están presentes en el panorama cultural europeo e internacional.

El académico ha puesto especial énfasis en la importancia del hierro como material de construcción, el cual, según Pedro Navascúes, ha potenciado la cultura en ciudades como Salamanca. Para el experto, el ejemplo más relevante de obra construida de hierro en la ciudad salmantina es el Mercado Central, del que destaca su buena conservación en cuanto al edificio así como su ubicación. Para Navascúes, la armonía y belleza de la capital del Tormes se deben a las construcciones históricas construidas en piedra de villamayor que conjugan a la perfección con las hechas en hierro o acero. 

Un patrimonio tan extenso como es el de Castilla y León tiene que estar en constante renovación, siempre se tiene que estar restaurando. No se termina nunca de restaurar. Sobre todo en Salamanca con iglesias románicas, góticas, mudéjares, mozárabes y modernismos que requieren una puesta al día. 
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído