La Organización de Consumidores y Usuarios asegura que el plan de ayudas para la compra de vehículos, Pive 8, su principal novedad es que se reducen las ayudas con respecto al plan anterior.

Se mantienen, básicamente, las condiciones del Pive 7, que ya planteaba que el coche a achatarrar debía tener la ITV en vigor y el dueño del vehículo había de haberlo sido por lo menos durante un año, pero se reducen las ayudas económicas.

Para el comprador general, estas ayudas se reducen una cuarta parte, pasan de 2.000 a 1.500 euros, y se mantiene que la mitad la paga el fabricante y la otra mitad el Estado.

En el caso de familias numerosas, la ayuda no cambia. Sigue siendo de 3.000 euros. La cantidad total de dinero con la que está dotado el Pive 8 es de 225 millones de euros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído