El polémico 'after' en el pasaje junto a la Plaza Mayor seguirá abierto como ‘cafetería’

 El polémico 'after' en el pasaje junto a la Plaza Mayor seguirá abierto como ‘cafetería’
El polémico 'after' en el pasaje junto a la Plaza Mayor seguirá abierto como ‘cafetería’

Uno de los establecimientos de ocio nocturno más conocidos de Salamanca, el ?after? Ambigú, ubicado en el pasaje Coliseum de la Plaza Mayor, continuará abierto gracias a una triquiñuela legal. El pasado 14 de febrero caducó la licencia de este local de ocio nocturno y el Ayuntamiento estaba dispuesto a no renovarla como tal, como ya adelantara SALAMANCA24HORAS. Sin embargo, ha solicitado una nueva licencia para seguir abierto como ?cafetería?.

Este local de ocio nocturno abre sus puertas sobre las seis de la mañana para que muchos jóvenes puedan prolongar la fiesta hasta el mediodía. Pero este establecimiento es también uno de los más polémicos, proliferando durante los últimos meses los altercados entre sus usuarios y las intervenciones policiales. Incluso a comienzos de año se tuvo que desalojar el ?after? por parte de la Policía Local al detectar un exceso de aforo y por incumplimiento en el horario de cierre. 

Para poder seguir abriendo como ?after?, el propietario ha solicitado una licencia C, que permite abrir a las 6:30 horas como cualquier bar. Ahí está la diferencia, en que no podrá utilizar equipos de música como un pub o una discoteca, sino tener música de fondo, ya sea un disco o la radio, con unos límites de decibelios más estrictos. Para verificar que esta característica se cumple, la Policía Local realizará exhaustivos contrles.

El malestar entre los vecinos de la zona, sobre todo de la calle Espoz y Mina, va en aumento, como así han denunciado. Todo por las consecuencias derivadas de este ?after?, donde la fiesta de los fines de semana deja una madrugada de domingo con olor a pis, cristales de botellas o vasos? También en la que, quizás por el consumo de alcohol y otras sustancias, las agresiones, peleas y excesivas voces suelen ser una constante teniendo que personarse Policía Local y Policía Nacional de manera casi habitual.

Los vecinos piden que de alguna manera se pueda dar solución para poder controlar este tipo de situaciones porque, como han asegurado, no les es de buen gusto amanecer todos los domingos con la policía en su calle y tener que ser testigos directos de borracheras o de agresiones físicas y exceso de ruido de los jóvenes, impidiendo su descanso. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído