La Policía Local está endureciendo el control sobre los coches estacionados en doble fila o sobre las aceras junto a los colegios. Así lo ha podido comprobar este mediodía SALAMANCA24HORAS en el paseo de Canalejas, donde los agentes sancionaban a los coches junto al centro escolar Salesianas Don Bosco, mientras la grúa municipal se llevaba varios de estos vehículos. Una práctica que se repite cada día a la salida de clase de los alumnos y que hasta el momento gozaba de una mayor permisividad.

El asunto es objeto de debate desde hace tiempo. Así, numerosos conductores venían mostrando sus quejas al sentirse comparativamente agraviados, pues a estos coches no se les multaba pese a estar más de dos minutos en doble fila a la altura de los colegios Calasanz y Padre Manjón, o sobre la acera junto a las Salesianas. Además, esta práctica suele provocar atascos en la avenida al quedar libre sólo un carril, lo que acrecentaba las quejas.

Sin embargo, los afectados lamentan que el Ayuntamiento no permita una breve parada en una zona con escasez de plazas para aparcar. Así, son muchos los padres que no pueden acudir a pie o en autobús a buscar a sus hijos a estos colegios, por lo que deben emplear el coche para recogerlos. De ahí la concentración de vehículos en una hora puntual.

Esta situación se repite en otras avenidas de la ciudad, como Filiberto Villalobos, Alfonso IX de León, Maristas y Carmelitas, donde también tiene previsto actual la Policía Local al generarse dobles y hasta triples filas en algunos casos, como ocurre en Filiberto Villalobos, donde en escasos metros hay dos colegios y un instituto.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído