Pese a que el gasto en material escolar es mucho menor que el realizado en libros de texto y uniformes, sí que se trata de una cantidad que puede rondar los 100 euros (si se incluye la compra de una mochila) y que en algunos casos puede disparar las facturas.
 
Así, en los cursos de Infantil y Primaria son los profesores los que normalmente piden unas marcas específicas con el objetivo -alegan algunos profesores- de evitar que se compren en establecimientos como los chinos, donde no está certificada su calidad por la Unión Europea. Sin embargo, suele ser las marcas más caras que encarecen considerablemente el lote.
 
En Secundaria y Bachillerato sucede lo contrario, ya que los profesores rara vez piden a los alumnos marcas concretas, y según afirman los libreros “es el estudiante el que decide si se quiere gastar 5 euros en un cuaderno o 1,80”. En contraprestación, los manuales de Secundaria y Bachillerato son más caros, y sobre todo los de idiomas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído