Las Cajas de Ahorros que hayan percibido ayudas públicas tenían hasta este sábado para publicar los sueldos de su directivos, algo que deberían hacer de manera individualizada o en conjunto a no ser que se acogieran a la ley de protección de datos para no difundir la información. Así lo había establecido el Banco de España a través de una circular, donde se indicaba que cada uno de los miembros del consejo y del comité de dirección de las entidades de ahorro debería especificar la remuneración fija y variable, las cláusulas de blindaje, pensiones, créditos y retribución en acciones.

Pero el presidente de Caja España-Duero, Evaristo del Canto, así como numerosos consejeros, no han publicado su sueldo, una medida que choca con el mensaje de transparencia que se quiso transmitir cuando saltó el escándalo de la prejubilación millonaria con 500.000 euros de indemnización del ex alcalde de León. En concreto, Caja España-Duero percibió una ayuda del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) de 525 millones de euros.

 
Tras descartar el nuevo presidente del Gobierno la creación del banco malo,  las entidades no tienen más salida que tratar de sanear sus balances de forma individualizada. La barra libre que permitiera el Banco Central Europeo prestando 500.000 millones de euros al 1% para poder afrontar los vencimientos de deuda del 2012 podría ayudar a mejorar esta situación. Desde enero de 2008 hasta junio de 2011 se han tenido que retirar 105.000 millones de euros para saneamientos, lo que equivale al 10% del PIB. Estas provisiones cubren activos problemáticos por 176.000 millones, entre crédito promotor, dudosos o inmuebles adjudicados.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído