El PSOE denuncia de que el Gobierno gastó más de siete millones en falsa propaganda sobre las pensiones

 El PSOE denuncia de que el Gobierno gastó más de siete millones en falsa propaganda sobre las pensiones
El PSOE denuncia de que el Gobierno gastó más de siete millones en falsa propaganda sobre las pensiones
La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Soraya Rodríguez, ha denunciado que el Gobierno ha gastado más de siete millones de euros en falsa propaganda sobre la subida de las pensiones y ha pedido explicaciones a la vicepresidenta del Gobierno sobre ese gasto “a cargo del presupuesto público”, según informa el PSOE de Salamanca en un comunicado.

Soraya Rodríguez se ha referido a las dos cartas enviadas por el Ministerio de Empleo a los pensionistas, “una para anunciar la subida de las pensiones con alegaciones propias de un panfleto del PP”; firmada por la Ministra Fátima Báñez, y otra firmada por la Directora General, “afirmando que la subida de impuestos hace que la pensión baje”. “Esto ha costado siete millones de euros. Cuatrocientos cincuenta mil euros en papelería y 36 céntimos de euro por el envío de cada carta”, ha asegurado.

Explican los socialistas que hasta 2011, el Gobierno enviaba cada año en enero a los pensionistas una carta totalmente aséptica y desprovista de contenidos políticos para comunicarles toda la información relativa a su pensión. "El Gobierno del PP ha cambiado esto y en las dos cartas que ha enviado a los pensionistas este año se incluyen párrafos de propaganda gubernamental en una forma de actuar y de proceder totalmente contraria a la responsabilidad, la seriedad, la credibilidad y la ética política". La portavoz socialista ha afirmado que, “en apenas 80 días, el Gobierno ha tomado algunas decisiones que responden a grupos de intereses, pero no a los intereses generales de los españoles”.

Respuesta del Ministerio de Empleo y Seguridad Social

El coste total agregado del papel, edición y franqueo de las cartas a pensionistas, tanto en relación a la revalorización de las pensiones públicas como al impacto de la subida del IRPF en su nómina ascendió a 1.674.673,37 euros. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social desmiente de esta forma la afirmación del PSOE de que el coste de ambos envíos sumó siete millones de euros. Frente a esta acusación, los datos reales indican que la comunicación relativa a la revalorización de las pensiones en 2012 sólo tuvo un coste de 1.516.985 euros. De ellos, 213.270 euros en papel e impresión, 79.749 en edición y plegado y en franqueo 1.223.966 euros.
 
Se trata del menor coste por este concepto desde 2008, año en que la cantidad ascendió a 2.002.820,16 euros. En 2009, la cifra pasó a 1.766.646,89 euros, en 2010, la cifra alcanzó 1.796.659,20 euros, en 2011 pasó a 1.755.885,45 euros y en 2012 a 1.516.987,37 euros. Por su parte, la notificación de las modificaciones producida en la nómina de las pensiones a los pensionistas afectados por los cambios fiscales aprobados por el Gobierno en 2012 IRPF tuvo un coste de 157.688 euros, que incluyen el gasto de 8.956 euros en papel, 11.732 euros en sobres y 137.000 euros en franqueo. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído