Desde embutidos a libros, pasando por cerámica  y ropa, son algunas de las cosas que se pueden adquirir en el rastrillo solidario, que estará hasta el próximo domingo en el número quince de la Plaza Mayor y ha sido organizado por la Asociación Amigos del Silencio y la Felicidad.

A pesar de lo variopinto de los productos que podemos encontrar, el objetivo es claro, vender lo máximo posible para ayudar a aquellas familias que lo están pasando mal. Además, con la crisis se han incrementado el número de familias que se encuentran en una situación delicada, según dice la encargada de la Asociación, Kety Luciano.

“Queremos agradecer a todos los establecimientos que han colaborado y sobre todo a la persona que nos ha dejado el local, que no ha querido que se sepa su nombre”, de esta manera, Luciano daba las gracias a todos aquellos que han aportado su granito de arena, que según comenta “han sido más que nunca”.

Por su parte, La Concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cristina Klimowitz, ha invitado a los salmantinos a acudir al rastro durante esta semana y colaborar en lo que sea posible, “para ayudar a paliar las necesidades básicas de aquellos que lo están pasando mal”.

SALAMANCA2HORAS también habló con algunos de los asistentes a la jornada de inauguración, y la mayoría mostraba su satisfacción por actividades como esta y solicitaban que hubiera más, ya que “todo lo que se pueda hacer es poco ante estas situaciones”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído