El popular folclorista charro Ángel Rufino de Haro, ?El Mariquelo?, volció a ascender este sábado, 31 de octubre, víspera de la Festividad de Todos los Santos, a la Catedral de Salamanca. Este año ha sido especial porque más allá de que se cumplan casi tres décadas desde que se recuperó la tradición de subir a lo alto de la Catedral para dar gracias por que el terremoto de Lisboa de 1755 no provocara víctimas en Salamanca, y más allá del gesto solidario en favor del Banco de Alimentos, El Mariquelo se ha visto envuelto en una red de tráfico de armas, llegando incluso a ser detenido el pasado mes de mayo. De ahí que hubiera dudas sobre si le permitirían subir.

Motivado o no por esa situación, lo cierto es que, al contrario que otros años, no han sido tantos los espectadores que han arropado a Rufino de Haro durante una ascensión convertida, de nuevo, en un ejercicio de fe en el que de nuevo ha vuelto a rezar por los más desfavorecidos, entre los que destacó las víctimas de la guerra de Siria que están llegando a Europa para refugiarse. De igual modo, tuvo también un recuerdo para el 500 aniversario del nacimiento de Santa Teresa que Salamanca ha celebrado a lo largo de todo este año.

En un momento de la subida, que se quedó en la torre de las campanas haciendo caso a la recomendación del Cabildo "pues lo importante es subir a la torre y da igual hasta donde", El Mariquelo volvió a lanzar al viento algunos de sus pensamientos además de soltar una paloma como símbolo de la paz entre los hombres. Posteriormente, y fiel también a la costumbre, interpretó un tema popular con gaita y tamboril.

El permiso del Cabildo Catedralicio tenía este año limitaciones. ?Sólo se le autoriza para una subida parcial a través de la escalera interior de la Torre de las Campanas de la Catedral, hasta el campanario donde llegan las visitas de los feligreses y turistas?, rezaba. En el caso de continuar el ascenso, el Cabildo había anunciado que avisaría a las autoridades públicas y agentes de seguridad "para que actúen como consideren y en su caso le impidan dicho ascenso al no contar con nuestro consentimiento y realizarse bajo su exclusiva responsabilidad".

El Cabildo justifica que la subida de El Mariquelo ?supone un gran riesgo para su seguridad que se estima cuestión prioritaria?. También señalan en un segundo plano que puede verse ?deteriorado el tejado de la Catedral cuyo deber de conservación tiene el Cabildo como inmueble catalogado como Bien de Interés Cultural?.

Tradición la víspera de Todos los Santos

El Mariquelo era originariamente el miembro de una familia, los Mariquelos, que debía subir cada año a la torre de la Catedral Nueva de Salamanca, en agradecimiento a Dios porque el terremoto de Lisboa de 1755 apenas había dañado el edificio. Fue el 31 de octubre de aquel año cuando se registró un fuerte seísmo en las costas del Cabo de San Vicente con una magnitud en torno a 9 en la escala de Richter y provocó un tsunami que afectó a buena parte de Europa Occidental y el norte de África. 

En Salamanca se dejaron sentir los efectos del terremoto y la población, asustada, se refugió en la recién construida Catedral Nueva, finalizada en 1733. Sobrevivieron, quedando la torre ligeramente inclinada. Por eso, en conmemoración de aquel día, el Cabildo catedralicio de Salamanca estableció que todos los 31 de octubre subiera alguien a la torre para tocar las campanas, para dar gracias a Dios y pedir que el terrible suceso no se repitiera.

El último mariquelo de la familia fue don Fabian Mesonero Plaza, que dejó de subir al cimbalillo en 1977. Sin embargo, en 1985, Ángel Rufino de Haro rescató el rito hasta la actualidad. Ataviado con el traje charro, sube hasta la bola que se alza en el punto más alto de la torre, y una vez allí, toca una charrada con la gaita y el tamboril.

Detención el pasado mes de mayo

Ángel Rufino de Haro sube cada 31 de octubre, además de para cumplir la tradición de la antigua familia de los ?mariquelos? hace dos siglos, para ofrecer un mensaje de paz y solidaridad. Pero precisamente puede ser condenado judicialmente por fomentar todo lo contrario. El pasado mes de mayo fue uno de los catorce detenidos por la Guardia Civil dentro de una red de tráfico y tenencia ilícita de armas de fuego. De hecho, en el último ascenso se le pudo ver en compañía del presunto cabecilla de la organización, y aunque no ingresó en la cárcel como él, sí quedó en libertad con cargos a la espera del juicio.

Mientras tanto, El Mariquelo reitera su inocencia y, como ya manifestara, niega su pertenencia a ?en ningún momento a organización, banda o trama alguna sobre armas, frente a lo que se haya podido dar a entender a través de ciertas informaciones y/o comentarios publicados, algunos de los cuales están causando un grave daño personal, familiar e imagen de quien suscribe?. Por eso, tiene la confianza en que ?a lo largo de la instrucción de la causa se vaya aclarando el verdadero alcance de mi intervención en los hechos objeto de investigación, referidos, en su caso, a una situación puntual y concreta, desconociendo haber incurrido en ilegalidad alguna?.

 

PROGRAMA DE LA XXIX SUBIDA A LA CATEDRAL NUEVA

12:30 horas. Actuaciones de música tradicional de Castilla y León, Andalucía, Cantabria y País Vasco.

18:00 horas. Bailes en la Plaza Mayor.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído