Entre las bazas que jugará Sanidad para contener el gasto, el consejero avanzó la creación de redes entre hospitales y el impulso de la cooperación entre centros. Como ejemplo puso la configuración de un ‘anillo radiológico’, de modo que los servicios de diagnóstico por imagen funcionen en red. “Tenemos 14 servicios de radiodiagnóstico, pero hoy la tecnología nos permite que funcionen en red. ¿Tiene sentido tener radiólogos de guardia en todos los hospitales, o podemos hacer una red y que desde Ponferrada se informe de las imágenes de Soria?”, se preguntó.
 
La Consejería también ha creado un grupo de trabajo en este sentido para el conjunto de laboratorios de análisis clínicos, con el fin de unificar técnicas y definir una red que permita a cada uno ser referencia y evitar que se envíen análisis a laboratorios externos. “Es necesaria esa cooperación entre hospitales. No tiene sentido que todos tengan de todo, aunque reconozco que es complicado porque la aspiración de los profesionales es tener las mejores técnicas posibles. Al final, todos quieren que se implante en su hospital”, dijo, para insistir en que es necesario el cambio de filosofía de competencia a cooperación entre centros.
 
Unidades de gestión clínica
 
Otra de las líneas sobre las que pivotará la estrategia son las unidades de gestión clínica, un nuevo modelo de gestión que reside en restar peso a los gerentes de los centros asistenciales de Atención Primaria y Especializada, en pro de los profesionales, de modo que estos últimos tengan mayor capacidad de decisión en el uso de los recursos. El objetivo pasa por crear grupos de profesionales que, con mayor autonomía, adopten decisiones que mejoren y unifiquen la gestión clínica, ya que sus actos condicionan el funcionamiento de la prestación en mayor grado que las decisiones de políticos o gestores.
 
La planificación también prevé una reducción de la actual estructura administrativa que afecta tanto a Sacyl como a los propios órganos de la Consejería. Por un lado, figura la integración de los niveles de Atención Primaria y Especializada con la creación del área única, de modo que habrá un solo responsable de todo el proceso asistencial. Esto implicará, por ejemplo, evitar duplicidad de pruebas diagnósticas; controlar citaciones; la historia clínica compartida, etc.
 
El reajuste también afectará a la estructura periférica. Aunque no hay fecha, el consejero avanzó que está previsto integrar las gerencias de salud de área y los servicios territoriales de Sanidad, lo que implicará reducción de puestos directivos y prestar servicios más coordinados y eficientes. Junto a la liquidación de la Fundación Centro Regional de Calidad y Acreditación Sanitaria de Castilla y León (FQS), Sanidad prevé reducir en un 20 por ciento las unidades con rango de servicio, que se suma a la desaparición ya de dos direcciones generales.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído