El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el delegado de la Junta de Castilla y León, Bienvenido Mena, han dado a conocer las actuaciones que se llevarán a cabo en los entornos, accesos e interior de la estructura que cubre los restos arqueológicos de la primera Edad de Hierro en el Cerro de San Vicente, y que tienen un coste de 114.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses. "La protección de nuestro patrimonio es fundamental. Será un nuevo balcón para asomarse a Salamanca, con unas vistas para fomentar el turismo y comprender mejor nuestros orígenes", afirmó Mañueco, a lo que añadió Mena: "Hay que darle proyección social al yacimiento".
 
Los restos arqueológicos se abrián al público en general. Mañueco ha precisado que serán visitas guiadas y concertadas, de carácter gratuito y organizadas desde la Sociedad de Turismo, en el caso del público en general; y desde la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes cuando se trate de escolares. Serán visitas, ha subrayado el regidor municipal, que se integrarán dentro de las ofertas existentes y ya consolidadas que ofrece el Ayuntamiento, a través de su Fundación, a todos los centros escolares de la ciudad de Salamanca.

Esta intervención, ha proseguido, permitirá ampliar la oferta turística para quienes nos visitan y dar a conocer a miles de ciudadanos los orígenes de la ciudad en la que habitamos. Mañueco ha recordado que “nuestro Patrimonio e Historia son nuestros grandes aliados para proyectarnos al futuro, generar oportunidades y crear empleo”. Asimismo ha recordado que estas intervenciones dan respuesta a su compromiso adquirido a mediados del pasado mes de noviembre, dentro del Acuerdo sobre el Patrimonio que ofreció a los grupos políticos municipales, de llevar a cabo actuaciones para la puesta en valor del Parque Arqueológico del Cerro de San Vicente.

Por su parte, el delegado territorial, Bienvenido Mena, ha destacado la importancia del Parque Arqueológico desde el punto de vista científico puesto que fue el lugar donde habitaron los primeros pobladores estables de la ciudad de Salamanca, durante la Primera Edad del Hierro. En este sentido ha explicado que es muy importante conocer nuestra historia para entender nuestro presente y ha asegurado que, con esta colaboración entre la Junta y el Ayuntamiento, los salmantinos y los visitantes podrán visitar los vestigios de la primera Salamanca.

Actuaciones en entornos y accesos

El alcalde de la ciudad ha explicado que las actuaciones se llevarán a cabo en los entornos y accesos de la estructura que cubre los restos arqueológicos de la primera Edad del Hierro. Se comenzará con la limpieza y desbroce de la zona de actuación, y la eliminación de restos de materiales de construcción. Posteriormente, se construirá un camino peatonal que marque el acceso y el recorrido de las visitas desde la entrada al recinto hasta la estructura que cubre los restos. El camino contará con un pequeño “desvío”, que a modo de mirador, permitirá al visitante asomarse por encima del tramo de la muralla, sobre el paseo de San Vicente.

En la citada estructura se realizarán labores de drenaje, para evitar condensaciones; se sustituirán las placas que se han visto afectadas por los actos vandálicos (grafitis) y se mejorarán las placas que constituyen la fachada de la construcción. Está previsto que la visita dentro de esta estructura se realice a través de una pasarela que la atraviesa, donde se colocarán protecciones laterales para garantizar la seguridad de los visitantes, debido al desnivel existente con la cota de suelo de los restos arqueológicos.

En su interior, los arqueólogos llevarán a cabo la limpieza y el mantenimiento de los restos y se realizarán trabajos de desbroce de vegetación y raíces surgidas. En cuanto al acceso, se prevé la construcción de una nueva puerta de entrada al recinto, para peatones y vehículos de mantenimiento, con un diseño acorde al edificio para museo. Además, con el objeto de acondicionar la zona, el Ayuntamiento de Salamanca, —a través de sus empresas concesionarias— llevará a cabo labores de limpieza y adecentamiento en todos los entornos próximos al Cerro de San Vicente, fuera del espacio vallado. 

 
Videovigilancia

En la zona también se instalará un circuito de video vigilancia mediante la colocación de seis cámaras de alta resolución en diferentes lugares estratégicos. Las cámaras, conectadas con el Servicio de la Policía Local, permitirán detectar en todo momento la presencia de personas en el recinto. El objetivo de esta actuación, ha afirmado el alcalde, es proteger nuestro patrimonio de los actos vandálicos y de cualquier otro acto que pueda dañar los restos y los entornos del Cerro. Cabe recordar que recientemente la Policía Local detuvo a varios grafiteros que habían cometido actos vandálicos en la zona.

El proyecto de adecuación, puesta en valor y apertura de los restos que llevarán a cabo ambas administraciones se completarán con la señalización de la zona a través de paneles explicativos, y de difusión de la misma mediante folletos y señales con códigos QR que conectarán directamente con un servidor web con mayor información gráfica y explicativa.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído