La Red de Alertas de Consumo de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), a instancias de Castilla y León y de otras comunidades autónomas, ha publicado en su página web la existencia de distintos envases de pintura infantil de dedos potencialmente tóxicos por contener arsénico, plomo, cadmio, moho y levaduras en niveles superiores al máximo autorizado.

La Inspección de Consumo de la Junta de Castilla y León, adscrita a la Dirección General de Comercio y Consumo, ha tomado medidas para evitar la venta de estos productos y retirarlos del mercado. Para ello está contactando con los establecimientos de la Comunidad que figuran en la lista de clientes facilitada por las empresas distribuidoras, en los que hasta el momento no se ha detectado ninguna de las pinturas sobre las que ha alertado la AECOSAN.

No obstante y dado que se trata de material susceptible de ser utilizado por la población de menor edad, la Dirección General de Comercio y Consumo quiere hacer llegar esta información a las familias a través de los medios de comunicación.

Junto a esto, se ha notificado lo ocurrido a la Dirección General de Política Educativa Escolar, para que inste a todos los centros educativos de la Comunidad a la retirada de los productos sobre los que pesa la alerta, instrucción que se les transmitirá a través de las nueve direcciones provinciales de Educación.

Alertas en todo el mundo

Dos alertas ya procedían del sistema RAPEX de la Unión Europea en las que se incluyen otras dos marcas de pinturas de dedos. Uno de los avisos, lanzado por Holanda y del que se hace eco la Comisión Europea, corresponde a un producto elaborado en Dinamarca. Se centra en una pintura de dedos de color amarillo de la marca A´Color/Creativ Company y, según la Unión Europea, contiene un conservante químico ?el benzisothiazolinone o BIT? que puede causar alergias en la piel. Este producto, dice la nota textualmente, «no cumple los requisitos de la directiva europea sobre juguetes seguros».

El segundo aviso también procede de Holanda y se refiere a un kit de pinturas de la marca Miffy Finger Paint, fabricada en China. En este caso, es el producto de color verde el que contiene dosis de N-Nitrosodiethanolamine, clasificado entre los que pueden producir cáncer.
En ambos casos los holandeses ordenaron la retirada del producto del mercado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído