Los estudiantes de tercero de Primaria de toda España realizarán durante el mes de mayo la evaluación externa prevista en la nueva Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). Una prueba que, una vez más, ha generado polémica entre el Ministerio de Educación y algunas comunidades autónomas. En Salamanca será el 26 y 27 de mayo, según publica este martes el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

El objetivo de estas pruebas es evaluar la competencia lingüística y Matemáticas de los alumnos de tercero de Primaria y, según Educación, tienen carácter diagnóstico, no académico. Serán los propios centros los que deberán decidir sobre su organización, así como las medidas a tomar en función de los resultados.

La denominada reválida consta de tres partes divididas en 69 ejercicios: una de comprensión oral y escrita, otra de expresión oral y escrita y una tercera de cálculo y resolución de problemas. La gran mayoría de estas actividades consisten en preguntas tipo test de respuesta múltiple, pero también se proponen otros de rellenar espacios en blanco con una palabra, ordenar datos en una tabla, determinar si una afirmación es verdadera o falsa, etcétera.

La parte de comprensión oral y escrita comprende treinta  actividades, y consta de audios, un cuento y un anuncio de radio, sobre los que los alumnos han de contestar once preguntas tipo test para verificar si han comprendido su contenido. A continuación aparecen tres textos escritos, una historia y unas instrucciones de un juego de mesa, también con preguntas que evalúan si el mensaje se ha comprendido bien.

Por su parte, la prueba de expresión oral y escrita propone ocho actividades y para guiar al alumno contiene una serie de preguntas que le hacen reflexionar, así como imágenes que ilustran las situaciones descritas. En el ejemplo, se solicita a los alumnos elaborar una pequeña descripción, crear un eslogan para que los niños lleven una vida sana, redactar una historia imaginaria y hablar en alto a propósito de una fiesta de disfraces.

Finalmente, el apartado de cálculo y resolución de problemas consta en realidad de dos sesiones, que suman 31 actividades en total. Ambas piden al alumno responder preguntas de test o rellenar tablas, para las que debe resolver operaciones sencillas, saber ordenar números, entender gráficos simples y estar familiarizado con unidades básicas de medida. En otros ejercicios, los estudiantes tienen que razonar y elegir sobre qué tipo de operación aritmética han de realizar para resolver los problemas propuestos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído