Las numerosas iglesias, conventos y monasterios de la ciudad de Salamanca determinan en gran parte su callejero histórico. Una de las evidencias más claras se encuentra en Sancti Spíritus, danto nombre a todo el perímetro del templo con un cuesta, un rondín y una ronda. Es esta última la que guarda una peculiar historia.

La actual Ronda de Sancti Spíritus se compone de la antigua calle de Bodegones, parte de la antaño Cuesta del Horno y desembocada en la cuesta de Sancti Spíritus, cerca de la antigua muralla, en lo que durante muchos años se conoció como cuesta de la cárcel. Una zona plagada de mesones y bodegas donde se gestó una parte desconocida de la historia de Salamanca.

La cercanía de Sancti Spíritus y San Cristóbal provocó importantes disputas entre ambos templos, terminando incluso en pleitos, pues cuando el monasterio quería realizar algún proyecto, la cercana iglesia se oponía, y viceversa. Hasta tal punto que debió intervenir el rey para mediar en un conflicto que finalmente, según cuenta el saber popular, se solucionó en las tabernas de la zona. Pues, como reza el saber popular, a misa no se va cuando se está cojo, pero a la taberna sí se llega poquito a poco.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído