Al llegar estas fechas, el dulce típico que empieza a colmar los escaparates de las pastelerías no es otro que el roscón de Reyes. SALAMANCA24HORAS ha recorrido algunas de las reposterías y confiterías de la ciudad para conocer de primera mano la opinión de los pasteleros acerca de las previsiones de cara a este año, donde se ha encontrado una división de opiniones.

En primer lugar, pastelerías como Gil pronostican unas buenas ventas, incluso superiores a las de 2013. Esto es posible gracias a una anticipación de las ventas, ya que desde días antes de Nochebuena se ofertan estos dulces en sus tiendas. Los roscones rellenos de nata, crema o trufa se pueden adquirir a un precio que oscila entre los 10 y los 50 euros, una cantidad que disminuye en aquellos que no están rellenos. “No hemos subido nada, aunque deberíamos haberlo hecho”, ha señalado Rosario, la encargada.

En esa misma línea de no subir los precios se encuentra la pastelería Berna, que desde hace tres años los mantiene. A pesar de empezar las ventas este jueves tiene una previsión superior a la del año pasado, aunque muestra su preocupación por el aumento del roscón congelado que se puede encontrar hoy en día en cualquier tienda.

En el otro extremo están aquellas pastelerías que aseguran que las ventas disminuirán en este 2014, cuyo argumento más repetido es el hecho de disponer de varios días de fiesta seguidos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído