La orden que regulará la nueva jornada de los profesionales sanitarios de Sacyl acabará con los incentivos por la prolongación de la jornada y con las remuneraciones extraordinarias a los mayores de 55 años por los llamados módulos de atención continuada, es decir, por las horas adicionales que venían haciendo por las tardes o los sábados en compensación por no hacer guardias. Además, también ‘finiquitará’ los extras por las acumulaciones en Atención Primaria y, como se había anunciado, con la autoconcertación, es decir, con las llamadas peonadas, ya que la acumulación de todas estas horas se compensará con la ampliación de las 2,5 horas semanales.
 
Así figura en el borrador de la orden que ha sido negociada por los sindicatos y la Consejería en la Mesa Sectorial de Sanidad y que se rematará en la próxima Mesa General de la Función Pública, con el último objetivo de que comience a aplicarse el 1 de mayo, un mes después que para el resto de empleados públicos que estrenará nueva jornada la próxima semana.
 
La orden trata de sentar las bases para fijar la jornada en el ámbito de Sacyl, teniendo en cuenta que la Ley de Medidas Tributarias, Económicas y Financieras dejó abierto que se organizara en función de cada centro. Con este documento, que tendrá que recibir también el visto bueno del Consejo Consultivo, se marcan las pautas generales con el objetivo de fijar unos “criterios homogéneos” para el conjunto de la Gerencia Regional de Salud, según avanzó a Ical el consejero del ramo, Antonio María Sáez Aguado, quien quiso dejar “muy claro” que la medida “no cambia para nada las condiciones laborales de los trabajadores”. “Sí se amplía la jornada, pero las condiciones siguen siendo las mismas”.
 
Calendario
 
La orden también sienta las bases sobre la distribución anual de la jornada, para lo que incluye un artículo específico sobre el calendario laboral, como instrumento técnico a través del cual se realizará la distribución anual de las horas de trabajo a efectos de su cómputo anual. El objetivo es dar estabilidad y dejar constancia anual del reparto de la jornada, incluyendo la organización de guardias, jornada ordinaria, vacaciones y descansos según las directrices de la Unión Europea, principalmente.
 
Asimismo, hace un reconocimiento expreso al llamado ‘solape de jornada’, el tiempo que tarda un enfermero en dar el cambio de turno diariamente y que hasta ahora no le ha sido reconocido, aunque lo deja abierto a una futura negociación, para decidir la compensación y a qué puestos afecta, una vez que se supere la actual crisis económica. Más en concreto, cuando el producto interior bruto interanual de Castilla y León supere el 2,5 por ciento. En todo caso, “las instrucciones” que siguen a la orden son las de compensar este tiempo de forma transitoria a través de otras fórmulas –algún día libre, por ejemplo-, siempre que el servicio esté atendido. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído