Los datos del padrón de Salamanca publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), actualizados a 1 de enero de 2012, corroboran la sangría demográfica juvenil de los últimos años. Así, la provincia charra perdió 3.328 jóvenes de entre 15 y 35 años durante el último ejercicio, es decir, nueve menos cada día, o lo que es lo mismo, un joven menos cada dos horas y media, la mayoría por falta de oportunidades laborales.
 
Durante los últimos años se ha ido incrementando esta cifra, pues en 2011 un joven abandonaba Salamanca cada cinco horas y en 2010 cada siete horas. Pero, de quienes deciden quedarse, la octava parte está en el paro, pues de 34.223 jóvenes menores de 25 años en edad laboral, 4.063 engrosan las listas del Servicio Público de Empleo.
 
Como ya publicara ayer este diario, en un año la provincia de Salamanca ha perdido 2.700 habitantes, al pasar de 352.986 a 350.195, sobre todo niños y jóvenes. Y es que cada vez hay menos bebés, cuatrocientos empadronados menos de hasta 4 años, al tiempo que los mayores de 65 años son un millar más, con catorce centenarios más, hasta 245. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído