Se van los Reyes y llegan las rebajas. Aunque algunos comercios ya se adelantaron a la 'oficialidad' de las mismas, la tradición de las colas el 7 de enero aún se mantiene en varios establecimientos de la capital salmantina. Así, a primera hora de la mañana ya se podían ver filas de gente esperando pacientemente a la apertura de puertas. No es la locura que se puede ver en otros lugares pero las rebajas sí se hacen notar.

De hecho, la calle Toro ha sido un trajín de gente durante la mañana. Gente entrando y saliendo, algunos con bolsas y otros solo a mirar, algunos aprovechando la ocasión y otros solo porque pasaban por ahí. SALAMANCA24HORAS ha preguntado a unos y otros sobre la previsión de gastos para estas rebajas y la sensación es que las rebajas ya no es lo que eran. Siguen siendo una tradición y se sigue gastando pero este no es excesivo. Cien euros contaban los encuestados como tope aunque alguno ya se haya gastado esa cantidad en solo una compra. Una compra que, eso sí, ha sido muy rentable dadas las rebajas.

El problema de estas, sin embargo, es que los artículos reducidos no son los de nueva temporada. La percepción de la sociedad salmantina es que claro que se pueden aprovechar aunque tengas que ir con la idea de estar 'anticuado'. No esperes que algo nuevo sea más barato. Ve directo a esos productos que ya viste un día y que no te atreviste a comprar por su alto precio.

Todos los encuestados, eso sí, están de acuerdo en este período de rebajas, aunque no muchos digan guardar dinero para él. Lo que sí decía notar un entrevistado es que estas grandes rebajas solo se puede deber a la alta rentabilidad que se le saca a cada producto en otras épocas del año. Lo cierto es que buenas o no, la sociedad salmantina ya se está dejando notar por las calles céntricas de la capital. Y esto no ha hecho nada más que empezar. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído