La recaudación de la Agencia Tributaria cerró el año pasado en 411,8 millones de euros en la provincia de Salamanca, lo que supuso un aumento de casi el siete por ciento en relación al ejercicio anterior. De esta forma, fue el segundo ejercicio económico al alza, registrándose la mayor cifra desde el año 2010, cuando comenzó un trienio de ?números rojos?.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Hacienda, este aumento de la aportación charra a las arcas del Estado se basó fundamentalmente en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que aumentó un 14%, hasta 134 millones de euros. También contribuyó positivamente el Impuesto de Sociedades, un 39% más, hasta 70 millones de euros. En cambio, se resintió ligeramente el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), un 4% hasta 195 millones, tras las reformas a la baja del Gobierno.

Sin embargo, en el comienzo de 2016 la situación ha cambiado debido a la menor aportación tributaria de las empresas. Hasta febrero ha sido un 27% menos de recaudación con el Impuesto de Sociedades. El IRPF sigue notando los efectos a la baja de la reforma fiscal, mientras que el IVA continúa al alza. Así, en los dos primeros meses del año se han recaudado 104 millones de euros en Salamanca, un 2% menos que el año pasado por estas fechas. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído