Miembros de la Junta de Personal del hospital de Salamanca y representantes sindicales han convocado, en la mañana de este lunes, una asamblea para dictaminar las acciones a seguir por la defensa de la plantilla del complejo sanitario. Ello tras llevar a efecto, en la jornada de ayer, una nueva edición de la ?marea blanca? que logró sacar a la calle las voces de 10.000 personas entre efectivos médicos y ciudadanos. No obstante, cinco mil menos que la ?marea? anterior.

En suma, y teniendo como referencia ese dato, en la asamblea de hoy se ha evidenciado la desunión y ruptura existente en la Junta de Personal. De hecho, los representantes de la misma han pedido la dimisión de su presidenta y de algunos integrantes por tener intención de sentarse a negociar con la Consejería de Sanidad una plantilla que no consideran justa para este hospital que ahora ostenta el nivel 4 de referencia. Además, ?por haber intentado boicotear la ?marea blanca? intentando votar la desvinculación de la Junta de Personal de su celebración?.

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha aceptado en aumentar en 25 el número de efectivos en la plantilla por el momento. Intención que desde la administración regional llegaba tras dar el visto bueno a una propuesta unilateral del sindicato médico CESM. Propuesta, además, sobre la que se sentarían a negociar algunos de los miembros de la Junta de personal con el apoyo de otros sindicatos como SATSE o el propio CESM. CCOO, USO y UGT han anunciado que no se sentarán a negociar ninguna plantilla sin el compromiso de la Junta de recuperar los 134 efectivos de plazas vacantes perdidas desde 2012 y los 91 que hace poco anunció el gobierno regional que recortaría.

¿Una tercera ?marea blanca??

Así pues, en la mañana de este martes han tildado de ?traición? la decisión de algunos compañeros de la Junta de Personal por acceder a negociar. Entre ellos se encontraría la actual presidenta de dicha Junta, de quien han pedido que dé explicaciones y que dimita de su cargo. Dimisión que, dentro de la Junta, no podría ser la única. Mermada la representación de los trabajadores del hospital de Salamanca, en la asamblea de esta mañana se ha intentado definir cuál será la próxima acción de reivindicación por la defensa de la plantilla del hospital.

¿Una tercera ?marea blanca?? Podría ser, pero el margen de maniobra es pequeño al haberse fijado el día 30 de marzo el límite para cerrar las plantillas en los hospitales de Castilla y León. Día que, además, coincidiría de pleno con la Semana Santa. Así, la repercusión no sería la esperada y el poder de convocatoria podría verse alterado. ¿Encierros?, ¿mayor presencia en los medios o denuncias? Por el momento solo son algunas de las posibilidades mientras el tiempo pasa y la relación entre los trabajadores del hospital se tensa ante un mismo propósito: la defensa de una plantilla que ofrezca garantías de una atención adecuada en el hospital de Salamanca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído