Sanidad rectifica y cambia el protocolo de actuación ante cualquier sospecha de ébola

 Sanidad rectifica y cambia el protocolo de actuación ante cualquier sospecha de ébola
Sanidad rectifica y cambia el protocolo de actuación ante cualquier sospecha de ébola
La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, se reunió en la tarde del jueves con los portavoces de todos los grupos parlamentarios en las Comisiones de Sanidad del Congreso de los Diputados y del Senado y este viernes ha convocado al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para comunicar las novedades que se implantarán en el protocolo de actuación frente al virus del ébola. De esta forma, Sanidad rectifica y reforzará las medidas para evitar que se repitan los fallos que condujeron al primer contagio por ébola en España, el de una auxiliar de enfermería cuyo estado ha empeorado y se encuentra extremadamente grave.

En concreto, se elevará el nivel de riesgo para los contactos directos de pacientes con ébola, entre ellos, los profesionales sanitarios, que pasarán a considerarse contactos de alto riesgo. Y se modifica el umbral de fiebre requerido para definir un caso como sospechoso entre los contactos directos de pacientes con Ébola. De los 38,6 grados que recoge el protocolo del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades se pasa a 37,7 grados.

Las autoridades están de acuerdo en la necesidad de "hacer un ejercicio de responsabilidad, para transmitir un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos y trabajar de manera conjunta", afirma el Ministerio. Y añade que está actuando "con responsabilidad y con máxima transparencia, no sólo desde la confirmación de este contagio, sino desde hace meses, cuando se empezó a realizar el seguimiento y el contacto con los organismos internacionales a raíz del brote del virus ébola en África Occidental". Además, ha resaltado que se está actuando en coordinación tanto con los organismos europeos e internacionales como entre los distintos Ministerios, con las Comunidades Autónomas y las sociedades científicas.

 
Entre las modificaciones en el protocolo destaca que cualquier trabajador que haya estado en contacto con algún caso sospechoso será rápidamente ingresado en cuanto presente unas décimas de fiebre, sin esperar a que llegue a 38,6 grados. También se realizará un seguimiento diario del espado de los profesionales sanitarios a través de unos supervisores que controlarán la temperatura y posibles síntomas. También en el Consejo Interterritorial de Salud se debatirá la posibilidad de instalar cámaras en las salas de aislamiento para poder vigilar en todo momento el desarrollo de la atención a cualquier sospechoso o persona contagiada con ébola.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído