El paro continúa al alza en la provincia de Salamanca para alcanzar en marzo un nuevo récord, 34.738 personas, 272 más que el mes anterior, según los datos hechos públicos esta mañana por el Ministerio de Empleo. Son 3.738 parados más que hace un año, es decir, que las oficinas salmantinas han contabilizado nueve parados más cada día.
 
El desempleo sube en todos los sectores, sobre todo en servicios, 195 más, mientras que en la construcción sube en 31 personas, en industria en 38 y en agricultura 5. El sector servicios supone más de la mitad del total de desempleados, con 19.352, tres veces más que la construcción, con 6.252 parados. Por su parte, los parados sin empleo anterior son también más, 42 respecto al mes anterior, en gran parte porque muchos jóvenes se marchan a otras provincias en busca de nuevas oportunidad, pero todavía quedan 5.204 apuntados en las listas salmantinas.
 
Además, la temporalidad laboral es la nota predominante en la provincia de Salamanca, aunque con algunos datos positivos. En marzo se formalizaron 5.109 contratos, 286 más que el mes pasado aunque 897 menos que el ejercicio anterior, con apenas indefinidos, 543, que aunque son 29 más que en febrero, representan 108 menos que hace un año, por lo que cada vez se rubrican menos contratos fijos.
 
Datos nacionales
 
En el conjunto de España, los datos de los Servicios Públicos de Empleo del conjunto de las comunidades autónomas correspondientes al mes de marzo registran un aumento de 38.769 desempleados (0,82%) respecto al mes anterior. En total el paro registrado se ha situado en 4.750.867 personas. 
La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha afirmado que "seguimos enfrentándonos a una situación insatisfactoria de aumento del paro registrado. Por ello es necesario reiterar la importancia de contar con un marco de confianza y flexibilidad para las empresas, como el que ha establecido la reforma laboral".
 
La secretaria de Estado de Empleo ha recalcado que el Gobierno sigue convencido de que es imprescindible introducir cambios profundos en el funcionamiento que, hasta el momento, ha tenido nuestro mercado de trabajo, que ha generado elevadas tasas de desempleo. "La reforma -ha explicado- crea ese marco para que las empresas puedan adaptarse sin trabas indebidas a la realidad de su entorno. Con este fin pone a su disposición un amplio conjunto de instrumentos de flexibilidad y adaptación, alternativos al despido, que le permitan reaccionar de manera adecuada a los cambios a los que se enfrenta, evitando en lo posible los despidos como vía principal de ajuste ante las dificultades".
 
En este sentido, Engracia Hidalgo ha mostrado su confianza en que, "a pesar de encontrarnos en un contexto de graves dificultades económicas, la reforma laboral cambie el escenario de las relaciones laborales para frenar la destrucción de empleo y crearlo cuando mejore la situación económica".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído