Los fraudes destapados recientemente en cursos de formación en Andalucía y Madrid ha puesto en el punto de mira cómo se emplea realmente este dinero público que llega cada año a sindicatos y patronal. En Castilla y León, la Junta ha autorizado recientemente dos subvenciones de 378.869 euros y 844.419 euros a los sindicatos Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO), así como a la Confederación de Asociaciones de Empresarios Salmantinos (Confaes), con el objeto de financiar actividades formativas y planes de asesoramiento en seguridad y salud laboral. De la misma forma se incluyen también acciones de difusión y sensibilización destinadas al mismo grupo de población que trabaja en el sector de la construcción y un completo plan de visitas que se realizará a empresas de pequeño tamaño cuyos trabajadores no cuentan con representación social.

En el primer expediente, que cuenta con 378.869 euros, los sindicatos reciben cada uno 126.289 euros. Por otra parte, las nueve agrupaciones provinciales agrupadas en Cecale, reciben en su conjunto 126.289 euros. En el segundo expediente, dotado con 844.419 euros para financiar el plan de visitas de asesoramiento a empresas, trabajadores y delegados de prevención, cada sindicato recibe 211.104 euros. Por su parte, la patronal recibe en conjunto 422.209 euros.

La aprobación de estas subvenciones se produce en virtud del acuerdo para la Prevención de Riesgos Laborales de Castilla y León el 7 de marzo de 2012 entre la Junta UGT, CCOO y Cecale para el período 2012-2015. En su conjunto ambos expedientes suponen la misma cantidad aprobada que durante el año 2013 y una reducción del 6,5% respecto de la cuantía destinada durante el año 2012.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído