UGT exige al Gobierno que rectifique esta política, que deje de despreciar el diálogo social y busque políticas consensuadas más justas y equitativas para superar esta crisis. En este sentido, exige al Gobierno la apertura de un proceso de negociaciones para modificar, profundamente, la reforma laboral y la elaboración de un Pacto por el Empleo que incluya un cambio de la política impuesta, tal y como han reclamado los ciudadanos en las calles en el día de ayer de manera democrática y contundente.
 
A su juicio, el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2012 aprobado por el Consejo de Ministros "refleja la persistencia en el error de unas políticas que están conduciendo a nuestro país a un empobrecimiento generalizado, y que están generando más paro y peores condiciones de vida. Sus medidas suponen el sacrificio de la capacidad de desarrollo económico y la calidad de vida de las personas para contentar a los mercados financieros y a quienes con ellos se enriquecen. En resumen: contracción económica y regresión social".

Para CCOO, el saneamiento de las cuentas públicas es un objetivo de la sociedad española que necesita un periodo temporal más amplio, "debe realizarse con una distribución más equilibrada de los esfuerzos y combinarse con medidas para la reactivación económica". A juicio del sindicato, la obligación del Eurogrupo asumida por el Gobierno español de finalizar 2012 con un déficit de las cuentas públicas del -5,3% del PIB "implica un esfuerzo titánico al estar acompañado por otro también muy importante en el ejercicio siguiente (máximo del 3% del PIB en 2013), que de no modificar sus plazos puede suponer una profunda quiebra social".

 
CCOO critica la propuesta de regularización fiscal, con un tipo de gravamen muy inferior a la legalidad vigente, que "en la práctica supondrá una amnistía y una discriminación flagrante para las personas y sociedades que han cumplido con sus obligaciones fiscales en tiempo y forma".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído