Se hizo esperar, pero la lluvia llegó este enero con fuerza a la provincia de Salamanca. Las tímidas precipitaciones de meses anteriores dieron paso a fuertes tormentas durante la primera quincena del mes, prolongadas de forma más suave después, cuya consecuencia ha sido un importante incremento del caudal de ríos y arroyos. Sobre todo en el oeste, las comarcas de Vitigudino y Ciudad Rodrigo, con cauces desbordados.

Así ocurrió con el Uces a su paso por la localidad del mismo nombre o el Huebra junto a El Cubo de Don Sancho. Y es que el agua que discurre por las riberas ha llegado a triplicarse, según datos de la Confederación Hidrográfica del Duero. También ha sucedido con el cauce del principal río de Salamanca, el Tormes, llegando a superar los cien metros cúbicos por segundo de agua pese a que su caudal está regulado desde su entrada en la provincia de Salamanca hasta la capital a través del pantano de Santa Teresa y del azud de Villagonzalo.

Y es que en enero ha llovido más que en la suma de los seis meses anteriores, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología. En concreto, se han acumulado 120 litros por metro cuadrado en Salamanca y su alfoz, más de 140 en Peñaranda de Bracamonte, más de 130 en la Sierra de Francia y más de 160 en las comarcas de Vitigudino y Ciudad Rodrigo. En la capital es más cantidad de agua que la suma de julio a diciembre (2+2+7+32+24+12).

De esta forma, es el enero más lluvioso de la historia, al menos desde que se registran datos hace más de un siglo. Hasta ahora el récord lo ostentaba enero de 1970, cuando hubo 115,1 litros por metro cuadrado. Además, en el cómputo de todos los meses del año, es el más lluvioso del nuevo siglo, superando los 111 litros que se llegaron a acumular en abril de 2011 y octubre de 2005. El récord histórico lo conserva octubre de 1993, con 156 litros por metro cuadrado.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído