Facua-Consumidores en Acción ha realizado un estudio sobre las tarifas domiciliarias de agua en veintiocho ciudades españolas (ver tabla), donde ha constatado diferencias entre ciudades de hasta el 339%. Las variaciones alcanzan los 439,80 euros al año para una vivienda con un consumo de diez metros cúbicos mensuales. Los precios comparados incluyen los cánones y recargos que se aplican en muchas ciudades pero no cuentan las tarifas por alquiler y mantenimiento de contadores.

El análisis de Facua toma como referencia una vivienda con tres habitantes y un consumo mensual de diez metros cúbicos. Los usuarios con contadores de 13 milímetros de diámetro han experimentado una subida media del 2,7%, mientras que las tarifas para los contadores de 15 milímetros han sufrido un aumento del 0,4%. La asociación exige que se apliquen tarifas progresivas facturadas en función del número de habitantes del inmueble y que se penalicen los consumos excesivos.

Diferencias desproporcionadas

Con contadores de 13 mm y un consumo de 10 m3, los importes más elevados encontrados han sido los de Murcia (29,35 euros), Barcelona (23 euros) y Cádiz (22,82). En el otro extremo se encuentra Valladolid, donde independientemente de si el calibre es de 13 o 15 mm, su coste es de 10,82 euros.

Para un consumo de 10 m3 con un contador de 15 mm, los precios más caros mensuales son los que se abonan en Alicante (47,57 euros, donde menos del 1% tienen instalados contadores de 15mm), Murcia (29,35 euros) y Huelva (24,08 euros). Este mismo consumo con un contador de 13 mm supone un gasto medio de 17,31 euros, mientras que si se utiliza un contador de 15 mm, la media asciende a 18,68 euros (siempre más IVA y sin tener en cuenta el coste por alquiler o mantenimiento de contadores).

Carencia normativa

En España, el suministro domiciliario de agua es competencia de los ayuntamientos, que lo gestionan desde el propio ente, consorcios o mancomunidades, o a través del otorgamiento de las concesiones de servicio a empresas públicas, privadas o mixtas, señala Facua. En algunos casos existen cánones o recargos locales, provinciales y/o autonómicos que repercuten en los consumidores con carácter finalista, habitualmente con el objetivo de sufragar infraestructuras de abastecimiento, saneamiento o depuración.

La asociación ve necesario que los ayuntamientos y entidades gestoras den participación a las asociaciones de consumidores a la hora de diseñar las tarifas y aprobarlas. Facua continúa demandando una norma marco que regule aspectos básicos del servicio; estructuras tarifarias, procedimientos de aprobación, condiciones del servicio, reclamaciones, contratación y participación.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído