“Tenemos que reinventarnos y unirnos en las movilizaciones para que nos tomen en serio”

 “Tenemos que reinventarnos y unirnos en las movilizaciones para que nos tomen en serio”
“Tenemos que reinventarnos y unirnos en las movilizaciones para que nos tomen en serio”
La Unión General de Trabajadores (UGT) celebró el pasado 18 de mayo su congreso provincial en Salamanca, del cual salió elegido José Luis Hernández Rivas como nuevo responsable provincial, sustituyendo a Agustín Rodríguez que decidió no presentarse tras discrepar con el actual modelo implantado, donde no habrá comisión ejecutiva. José Luis Hernández es consciente de que ha sido elegido en una situación muy compleja dada la coyuntura de crisis económica y de retroceso en los derechos de los trabajadores que afirma, “no van a ayudar”. Sin embargo, cree que es un cargo de gran responsabilidad  y piensa hacer todo lo posible para luchar por los derechos sociales, además añade, “que los sindicatos se deben de reinventar para que los tomen más en serio”.

- En primer lugar enhorabuena por su nombramiento como nuevo secretario provincial de UGT Salamanca. ¿Qué es lo que se siente al estar al frente de un sindicato con tanta historia?

- Un orgullo, primero porque antepasados míos ya estuvieron aquí y sufrieron por formar parte de este sindicato, fueron encarcelados. Por eso creo que si estuviesen vivos se sentirían orgullosos de que un descendiente suyo desempeñara este cargo. Y luego mucha responsabilidad, porque he cogido las riendas de un sindicato que ha cambiado significativamente en una situación de carencias sociales, con el desmantelamiento del estado de bienestar social. Es una responsabilidad muy fuerte.

- ¿Cómo ve la situación en España, qué es lo que más le preocupa?

- Pues que no parece que vaya a cambiar nada, por mucho que digan que vamos a salir de la crisis, que hay indicios de que a final de año habrá algo de crecimiento. Yo no veo más que destrucción de empleo, además no distingo ningún síntoma de que esto pueda resurgir. O se inyecta dinero a empresas y autónomos que son muchos los que hay en España, y son ellos los únicos que han generado pequeños puestos de trabajo; o esto no va a evolucionar. Porque son muchas las empresas que tienen trabajo y no pueden desarrollarlo por falta de liquidez ya que los bancos no dan ese dinero con la alegría que lo daban estos años atrás.

- Sobre su nuevo cargo, ¿qué postura va a adoptar al frente de la Unión Sindical de Trabajadores de Salamanca?

- Seguiré una línea continuista. Aunque la forma de Gobierno será distinta a la que había antes. Ahora no hay comisión ejeutiva, el sistema es de una sola persona que es el representante del sindicato en sociedad, y actualmente muchas responsabilidades que recaían en la comisión ejecutiva ahora han recaído en las propias federaciones. Por lo cual, mi trabajo va a ir dirigido más a coordinar estas federaciones cuando concurran en el mismo punto, con el fin del que el trabajo sea más eficiente. 

- Desde la crisis da la sensación que tanto el Gobierno, como las instituciones regionales y locales, no están tomando en serio a los sindicatos.

- No sólo no nos están tomando en serio, sino que nos están intentando desacreditar, pero lo hacen porque saben que somos los únicos garantes del estado de bienestar. Por ello quedó bien atado en la Constitución y se nos nombra como agentes sociales. Ahora los mercados y las grandes empresas privadas quieren hincar el diente a la sanidad y la dependencia.

- Respecto a la movilización y las protestas, ¿se tienen que reinventar los sindicatos?

- Yo creo que si tenemos que reinventarnos. Tiene que haber una apertura de los sindicatos. La Unión General de Trabajadores siempre ha estado abierta al resto de sindicatos y tenemos que acercarnos a esa unión que es lo que puede frenar esta situación. Se deben de unir todo tipo de movilizaciones que sean correctas y luchen por lo mismo, es decir, una apertura que convierta a los sindicatos en una unión de trabajo a toda la parte que defendemos los social en Salamanca. Habrá que reinventarse y no dejar la calle porque es el único terreno que tenemos.

- Ahora que se ha puesto de moda nuevas formas de protesta como son los escraches, ¿cree necesario llegar a este punto?

- Creo que la intimidad de cada uno debe de respetarse. Ha habido unos ataques importantes al anterior secretario general. Me parece que se puede discutir el trabajo de persona en un cargo público pero no creo que haya que mezclar el terreno privado con el terreno público. Esos ataques a los únicos que hacen daño realmente son a la familia directa, a la mujer y a los hijos o al marido y a los hijos, y no creo que ellos tengan culpa de una buena o mala política, critíquesele esa política o ese sindicalismo bueno o malo pero el aspecto privado yo creo que es íntimo e inviolable.

- ¿Cuáles son los retos para la Unión General de Trabajadores?

- Ojalá  se cumpla que salgamos de esta crisis, y sobre todo que se pueda frenar el “desalojo” que estamos haciendo de nuestros hijos bien preparados y pagados por nosotros, y ojalá que pudieran volver a casa. Y sobre todo luchar porque mis nietos no tengan menos derechos que los que tuvieron mis abuelos, que parece que va a ser al contrario si no lo frenamos.

- ¿Y en la provincia de Salamanca?

- Aquí el principal problema es que no tenemos industria. Se dice que somos la ciudad del sector servicios, pero es en el sector que más paro tenemos. Vivimos de la universidad y el turismo, pues vamos a potenciar estos dos sectores estratégicos. Nosotros proponíamos crear un puerto logístico, como se hizo en Venta de Baños. Lo que llamo el triángulo de la industrialización en Castilla y León, Palencia Burgos y Valladolid; parece que todo va a parar allí, que son las provincias que nos han hecho cumplir el objetivo de déficit. Pero que la línea de León, Zamora y Salamanca estamos por debajo del PIB mínimo para llegar a este objetivo. Tenemos una ubicación geográfica muy buena, tenemos un aeropuerto que es el mejor de la región porque es el único que está operativo durante 24 horas. Creemos que se podía haber utilizado el puerto del Duero, potenciar la agroalimentaria y el I+D+I. Otro buen elemento que tenemos para crear puestos de trabajo es la geriatría. Salamanca es una ciudad envejecida, podríamos aprovechar esta coyuntura y si tenemos que convertirnos en el geriátrico de la región sería muy digno y aportaría muchos puestos de trabajo. Pedimos que haya un geriatra en todos los centros de salud y personas que se encarguen de los dependientes.

- Su antecesor en el cargo, Agustín Rodríguez, dice que “el conformismo que hay en Salamanca para dejarse llevar es un problema muy grave”. ¿Qué opina?

- Pienso lo mismo, no es natural que en Salamanca con más de 37.000 parados de los cuales más del 50 por ciento no cobra ni un solo céntimo tenga las calles vacías, parece que no pasa nada. Convocamos una manifestación, van a la primera, a la segunda se cansan y a la tercera ya no va nadie. En el primero de mayo en Salamanca hubo una buena manifestación, pero seguro no estaban todos los 37.000 parados que deberían estar protestando en la calle. Creo que esto ocurre por dos cosas, primero porque tenemos muchos jubilados, que por desgracia están quitando el hambre a muchos ciudadanos; y por otro lado la enorme economía sumergida que hay en toda la provincia. Si no cabe otra, este es el conformismo que yo creo que hay, tenemos que pasar del conformismo a la indignación.

- ¿Qué se puede hacer desde un sindicato para motivar y concienciar a la gente?

- Cada vez más tratan de desacreditar a los sindicatos y encima es que los ciudadanos se lo creen. El 8 de julio es la fecha tope, para que aquellos convenios que no estén renovados pierdan su actividad, que va a pasar con eso, que quién no tenga convenio superior se va a ir al estatuto de los trabajadores. Y ahora si cada uno de nosotros pensáramos lo que cobramos y los derechos que nos da el estatuto, todo lo demás se ha conseguido a base de sindicatos. A nadie le ha dado nada porque sí, alguien tiene que haberlo reivindicado. Sólo con que pensaran eso los ciudadanos. ¿Por qué cobramos subsidio de desempleo? Eso lo han conseguido los sindicatos. Muchos nos critican porque estamos subvencionados. Todos estamos subvencionados, partidos políticos, sindicatos, etc. Pero ya quisiera yo que me dejaran poner una casilla en la declaración de la renta, para que quien quisiera me pusiera una X como hacen al clero. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído