La solidaridad se puede expresar de muchas formas, y hoy, en el campus universitario Unamuno, ha venido en forma de sangre, concretamente, medio litro por cada uno de los jóvenes que se han acercado a donar. “Necesitamos tu sangre…joven”, con este juego de palabras en algunos de los carteles situados en las facultades, la universidad quiere hacer llegar a los estudiantes la importancia de donar sangre. “Se trata de hacerles perder el miedo a venir”, ha explicado una de las enfermeras.

Un autobús acondicionado para la donación de sangre, y con enfermeras y médicos atendiendo a los voluntarios, ha estado aparcado de 10:00 a 13:15. Mientras, las facultades de Enfermería y Fisioterapia, de Farmacia y Medicina, Derecho, Geografía e Historia, Traducción y Documentación, Filología, Ciencias, Biología, Educación, Psicología y Bellas Artes, además del edificio FES, se llenaban de mesas informativas con panfletos, documentación, y todo lo necesario para que los alumnos se animaran a apuntarse a esta iniciativa.

Esta es la décima vez que la Universidad de Salamanca celebra el Día del Donante Universitario. Los enfermeros aseguran que la afluencia es buena, y que Salamanca siempre ha respondido bien a la hora de donar sangre. El proceso, aseguran, es muy sencillo. Obtienen  aproximadamente medio litro de sangre, “que es muy poco en relación con toda la que tenemos en el cuerpo”, dice una enfermera.

Un formulario

Antes del procedimiento, los interesados deben rellenar un formulario acerca de su estado de salud, y también deben comprobar los niveles de glóbulos rojos. Algunos requisitos para ser donante de sangre es pesar un mínimo de 50 kilos, tener entre 18 y 65 años, y no padecer ni haber padecido ninguna enfermedad transmisible por la sangre.  

También es recomendable no ir en ayunas, y esperar dos horas después de una comida abundante. Algunos de los aspectos que destacan los puntos de información son que no existe riesgo de contagio, de debilidad, y por supuesto, que es voluntario, altruista, universal y gratuito. La entrevista previa a la donación dura cinco minutos, otros cinco la donación, y los mismos para recuperarse. En total, quince minutos de tu vida, que puedes destinar a salvar la de otro en un futuro. Tras la donación, “es fundamental el refrigerio.

Hay que beber mucha agua, y también hay que comer”, indica. A cambio de este gesto y de la pérdida de sangre, los estudiantes recuperan fuerzas con agua y bollería, para poder incorporarse a las clases con un sano color de mejillas. 

Resultados de la jornada

El resultado ha sido magnífico, según informa Alcer, batiéndose todos los récords respecto a los nueve años anteriores ya que este día celebra este año su décima edición. En total, se han captado 964 nuevos donantes. De ellos, en el Campus de Salamanca, 223 son donantes de órganos, 391 lo son de médula ósea y 56 de sangre, en el autobús que la Unidad de Hemodonación ha trasladado  hasta el Campus Miguel de Unamuno. En el Campus de Ávila, han sido 272 donantes de órganos. En Zamora, 17 nuevos Donantes. Y en Béjar, otros cinco donantes de órganos. En total, 964 nuevos donantes gracias al trabajo conjunto de Universidad de Salamanca, la Gerencia Regional de Trasplantes y las  Asociaciones participantes. 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído