El puente Enrique Estevan se reabrió al tráfico a comienzos de marzo después de casi un año de exhaustiva restauración, aunque los trabajos han continuado por debajo del arco número uno del puente, en la margen derecha. Concluidas estas obras, ya se está retirando la barrera al inicio de la avenida de los Reyes de España que impedía el paso del transporte público y sólo permitía coches. Entre las novedades, además de un carril bici, destaca que la velocidad máxima estará limitada a 30 kilómetros por hora.

Entre las actuaciones concretas que se han llevado a cabo se encuentran la eliminación de las juntas sobre los pilares y estribos, para evitar la entrada de agua en la estructura; la sustitución de algunos elementos estructurales, como los montantes o barras de la estructura metálica; y la limpieza y consolidación de la sillería de los pilares de piedra y de la estructura metálica, mediante chorro de agua a presión. Se aplicará, también, pintura de protección en toda la estructura.

Desde el inicio de las obras el verano pasado, se han reparado más 1.400 elementos metálicos, se han limpiado más de 7.400 metros cuadrados de estructura metálica con agua a presión, se han pintado más de 5.500 metros cuadrados, se han desmontado 316 metros de acera y ha ejecutado la nueva y se han limpiado más de 800 metros de sillería, entre otras muchas actuaciones. 

Paradas de autobuses

Las líneas números 1 (Los Cipreses-Buenos Aires), 3 (Garrido-San José), 9 (Capuchinos-Zurguén) y 12 (Barrio Blanco-Montalvo II) de los autobuses urbanos recuperan sus paradas habituales ubicadas en la avenida de los Reyes de España, tanto a la ida como a la vuelta, sustituyendo definitivamente a las paradas provisionales que se instalaron en el paseo del Rector Esperabé, durante las obras. La puerta de San Pablo, el paseo del Rector Esperabé y la avenida de los Reyes de España recobran su ordenación habitual del tráfico rodado. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído