Ha viajado ya varias veces a África y ha podido comprobar de primera mano los incontables problemas de salud en los que está inmersa la población africana. No solo el ébola, sino también la malaria y el SIDA forman parte del día a día de un continente sumido en la miseria. En un par de semanas, concretamente el día 22 de agosto, la salmantina Carmen García-Rosado viajará al norte de Etiopía con la Fundación Padre Olaran como cooperante. Asegura que le preguntan cómo va a ir ahora allí, pero responde contundente que "no tengo miedo". Es más, afirma que "prefiero morir allí de ébola que en un accidente de coche en Miami".

Respecto a la repercusión mediática y las medidas de seguridad por la llegada a España del religioso español y la misionera afectados por ébola, Carmen García-Rosado afirma que "me extraña que se le de tanta importancia a una epidemia que en África es habitual". En este sentido asegura que "con todo el respeto del mundo a estas dos personas y a la labor que allí realizan, me parece muy bien que se les salve, pero allí se quedan miles de personas que van a morir y para los que no se fletan aviones ni se envían antivirales".

La cooperante salmantina asegura que "me parece desmesurado lo que está pasando", a lo que añade que el religioso y la misionera cuentan con toda su admiración, "no quiero ofender a nadie, pero te duele mucho ver lo que hay allí, porque mueren miles de personas".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído