El voto desde el extranjero también tendrá una importante relevancia en las elecciones generales del 26 de junio. Son miles los españoles que han tenido que emigrar durante la crisis, algo que se nota en que ha aumentado la petición de votar respecto al pasado mes de diciembre. Francia, Alemania y el Reino Unido son los tres países con más residentes españoles que han solicitado su derecho de sufragio, según la Oficina del Censo Electoral dependiente del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Desde 2010, y como consecuencia de una reforma legislativa promovida por PSOE, PP, CiU y PNV, los españoles que vayan a votar desde el extranjero están obligados a rogar el voto, es decir, informar oficialmente de su deseo de votar antes de ejercer este derecho. Este requisito se ideó para acabar con las constantes denuncias de fraude en el voto de los emigrantes, pero se ha traducido en una caída de la participación como consecuencia de todos los trámites que el ciudadano debe realizar antes de poder votar.

Una vez recibida la documentación, los emigrantes tienen dos formas de votar. Pueden enviar su voto por correo no más tarde del 21 de junio. O pueden optar por depositar su voto en urna en su consulado los días 22, 23 y 24 de junio.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído