Ganemos ha hecho públicas las políticas que en materia fiscal llevarían al Ayuntamiento si consiguieran gobernar el mismo. Así, consideran que tanto el apartado de ingresos como el apartado de gastos debe ser lo más transparente posible haciendo un "Ayuntamiento de cristal". Sus medidas estrella tienen que ver con una redistribución y progresividad en los impuestos municipales, la supresión de todos los coches oficiales y de los nombramientos por libre designación, así como un Plan de Ahorro que reduciría los gastos entre un cinco y un diez por ciento en el capítulo II de los presupuestos correspondiente a los bienes y servicios.

En el apartado ingresos, la intención de Ganemos es redistribuir la carga tributaria en impuestos y en los precios públicos de manera que pague más quien más tiene. Así, se realizaría una progesión en el IBI y también en el IVTM, donde el que contaminara más sería el que más tuviera que pagar. Se llevaría a cabo, por otro lado, un estudio sobre las exenciones fiscales en el IBI poniendo especial atención a los inmuebles en propiedad de la Iglesia. Por último, se realizaría una política de agilidad en las solicitudes para formar nuevas PYMES que ayuden a crear empleo. 

En los gastos, la agrupación política llevaría a cabo la supresión de todos los coches oficiales ya que consideran que los políticos son los primeros que deben dar ejemplo. El sueldo de alcaldes y concejales también se reduciría y se realizaría un sistema objetivo en el cobro de indemnizaciones. Un Plan de Ahorro en los gastos de bienes y servicios permitiría ahorrar al Ayuntamiento entre un cinco y un diez por ciento de los 28 millones de euros que, según Ganemos, gasta al año indebidamente. 

Otra de las propuestas es la eliminación del nombramiento a dedo que para el número dos de Ganemos, Gabriel Risco, lleva al fraude en la adjudicación de contratos, en especial de los menores. Consideran que el sistema está corrupto al estar en los cargos importantes gente del partido por lo que los informes son siempre favorables. Ganemos también realizaría una auditoría ciudadana a la deuda para saber por qué, cómo y en qué se gasta el Ayuntamiento el presupuesto. En ese sentido, han reiterado la intención del partido de llevar el presupuesto a la ciudadanía de manera que participen a través de su voz o, incluso, con referendos en diversos proyectos.

Sobre el debate que llevarán a cabo PP y PSOE, Risco se ha mostrado contrario al mismo porque constata un déficit de pluralismo. "¿Qué aporta si llevan debatiendo 20 años?", asegura el número dos que considera que es poco serio y válido para evaluar los problemas de la ciudad. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído