Para resumir, en general, se puede decir que el Merchandising electoral o propaganda política en Salamanca está ocupando gran parte de las jornadas de campaña de los candidatos, pero no está marcado por la originalidad. A pesar de que las banderas, pancartas y panfletos se han acompañado de otros objetos, siguen siendo los elementos más recurrentes en la capital. 

¿Qué es el Merchandising electoral?

Es una técnica de propaganda que consiste en comunicar, a través de un objeto, una idea, un valor, un sentimiento etc. Esta práctica se utiliza para generar emociones y pensamientos positivos en relación a un partido, unas siglas o un candidato. El merchandising se considera una parte del marketing que pretende llevar al consumidor a elegir un producto frente a otro. En este caso el ciudadano es el consumidor, y el producto a comprar es el voto electoral a un partido u otro. 

Los principios básicos del merchandising político

Según los expertos en este tipo de propaganda, existen tres claves básicas a la hora de que el merchandising sea efectivo: la doble funcionalidad, la ?inmortalidad? y la originalidad. Es cierto que los partidos, sobre todo los que se presentan a las elecciones por primera vez, han apelado a la mala situación económica y a la autofinanciación para justificar el bajo presupuesto de sus agrupaciones para la campaña electoral. 

Los partidos salmantinos se han quedado ?fuera de juego? en los tres principios básicos. La agrupación de electores de Ganemos son los únicos que parecen haber pensado en la doble funcionalidad y en la 'inmortalidad' de sus objetos de propaganda, puesto que han repartido chapas y mecheros que los salmantinos puede utilizar más allá de las elecciones. Sin embargo, ningún otro partido político de la capital ha optado por objetos reutilizables como gorras, llaveros, sombreros, abanicos, etcétera. Estos día podemos ver algunas camisetas con mensajes políticos, pero no son para los propios candidatos o afiliados que reparten los programas electorales.

El merchandising en Salamanca

El Partido Popular es uno de los partidos más generosos en cuanto a la información del merchandisig político. En los dos panfletos que reparte aparecen numerados sesenta puntos fundamentales del partido y cuáles de ellos están abiertos a las propuestas ciudadanas. Sin embargo, uno de los principales fallos de los populares puede ser utilizar la misma estrategia con globos que Ciudadanos, uno de los contrincantes de los que más busca diferenciarse el partido que ostenta la alcaldía.  

El PSOE cuenta, como elemento diferenciador, con pequeñas pegatinas con los colores corporativos. No obstante, los panfletos son bastante escasos en información y solo recogen algunas de las propuestas del partido. Además no hacen ninguna referencia a los líderes, ni siquiera gráfica, en algunos de sus panfletos, aunque hayan elaborado otros con mejores acabados en los que si aparecen las fotos de campaña de sus candidatos. Además, el PSOE está repartiendo estos días caramelos y piruletas por la capital charra.  

UPyD ha repartido estos días dos panfletos tamaño cuartilla en los que aparece, por un lado, una fotografía de los candidatos a la alcaldía y a la junta, y por la parte posterior seis puntos básicos de actuación. La claridad es uno de los puntos fuertes de la propaganda magenta, pero dista mucho de poder trasladar un mensaje completo, más allá de pequeños titulares, a los votantes. Además, UPyD no ha repartido ningún otro objeto que pueda llamar la atención de los salmantinos. 

Ciudadanos se está haciendo visible en las calles de la capital a través de los numersos globos que estos días está repartiendo. Estos, junto con los trípticos de sus candidatos, son los únicos materiales que el grupo de Alejandro González ha dedicado al merchandising. El punto negativo en este caso es que la mayoría de la información que presenta Ciudadanos en Salamanca viene precedida por una foto de su líder nacional, dejando poco espacio visible al candidato a la alcaldía. 

Ganemos por su parte ha querido diferenciarse, además de repartir mecheros y chapas, por un modelo de austeridad en el gasto de la campaña electoral. Así, los panfletos de la agrupación de electores están impresos en blanco y negro. Aunque cuentan en su carpa informativa con el programa completo para que los ciudadanos lo consulten, pues que pretenden llegar a la gente que está en la calle haciendo sus tareas diarias. 

Vox cuenta dos llamativos panfletos del color corporativo. El más grande con el eslogan y un código QR que permite acceder a sus propuestas  a través de dispositivos móviles. La principal carencia del merchandising de Vox en Salamanca, como ocurre en otras de sus plataformas, es que no han creado un mensaje concreto para Salamanca y se centran en publicidad del partido a nivel nacional. Además, en la carpa de Vox también reparten caramelos como hacen otros partidos. 

El partido liderado por Chema Collados, Vecinos por Salamanca, ha optado, como estrategia propagandística, por llenar los barrios periféricos con una sencilla cuartilla. En el folleto aparece la imagen de Chema Collados y seis puntos básicos del partido. Igual que ocurre con UPyD la información es clara pero con poca profundización. 

Merchandising original en España

No hace falta mirar a otros países para dar cuenta de ejemplos de merchandising que fueron grandes éxitos para los partidos políticos en elecciones pasadas. Uno de los más originales es el del Partido Popular de Monóvar, en Valencia. Los populares repartieron una maceta de arena que los votantes tenían que romper para plantar las semillas del partido. Cada semilla representaba un principio fundamental que el PP de ese municipio quería fomentar. 
Otro ejemplo de estrategia original fue la llevaba a cabo por el Partido Socialista de Cataluña que decidió crear una fragancia basada en los principios fundamentales del partido. El ambientador contenía en diferentes sitios el logo del PSC. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído