Confiesa que le da rabia ?ver a Béjar así?. De orígenes humildes y clase obrera, Rosa María Marcos capitanea desde IU un barco que pretende salir a flote el 24M  para gobernar valiéndose de un programa electoral ?valiente y rupturista? amparado en siete ejes básicos y en el que el respeto al Medio Ambiente en una zona donde este cobra tanta importancia es uno de los más relevantes. Tras flirtear con Entre Todxs Béjar sin llegar a consumar ese amor, IU decidió lanzarse a la arena en solitario manteniendo la fidelidad a sus principios

- ¿Cuáles son los ejes de su programa electoral?
- El programa electoral de Izquierda Unida gira en torno a 7 ejes que consideramos imprescindibles para que Béjar dé un giro de 180 grados. Es muy compacto, todos los asuntos son tratados de forma transversal de tal forma que, para desarrollarlo, es obligado el trabajo en equipo de los concejales y de la ciudadanía organizada o no, ya que les damos a los ciudadanos voz y voto en todos los asuntos municipales.  De hecho estableceremos mecanismos para la celebración de referendos consultivos sobre los temas más transcendentales.

Esos siete ejes son: transparencia en la gestión y participación ciudadana; desarrollo de políticas activas contra la pobreza y la exclusión social, el reparto justo de la fiscalidad y auditoría de la deuda municipal para estudiar su reestructuración; creación de empleo mediante mecanismos de desarrollo sostenible, la prestación de los servicios sociales y el mantenimiento de nuestro patrimonio; posibilitar el acceso a los servicios básicos de vivienda, agua y energía; desprivatización de servicios municipales y potenciación de lo público; protección de nuestro entorno y la protección de los derechos de los animales y impulso de una comarca fuerte y unida frente a las carencias y la despoblación.

- ¿Cuál será la primera medida que adopte si logra hacerse con la Alcaldía?
- Para desarrollar nuestro programa necesitamos que la ciudadanía participe y se implique, bien desde el apoyo o bien desde la crítica constructiva, a lo largo de la legislatura. Necesitamos que la gente vuelva a creer en el futuro.  Por eso lo primero es establecer el cauce, hacer un nuevo reglamento de participación ciudadana. Y por supuesto, la reunión con los trabajadores y funcionarios del Ayuntamiento. Es primordial para que los posibles descontentos existentes, las posibles sugerencias  nos sirvan para crear una institución más eficaz.

- ¿Qué modelo de ciudad tiene en mente?
- Cuando pienso  en el Béjar del futuro, veo una ciudad más alegre y libre, donde los jóvenes y las familias de renta baja tienen facilidad para encontrar una vivienda de alquiler municipal; una ciudad donde los mayores no tienen problemas de acceso a una vida segura, tranquila y sin incertidumbres ni escasez.  Donde los trabajadores se quedan con sus familias y sus amigos porque hay empleo digno.  Una ciudad que conserva sus señas de identidad y su patrimonio rodeada de este paisaje preservado convenientemente para que siga fomentando el turismo y a la vez genere un desarrollo basado en los ecocultivos, y los diferentes aprovechamientos racionales que puede ofrecernos la naturaleza que nos rodea. Una cabecera de comarca, como antaño, con los servicios públicos adecuados a nuestras necesidades: un hospital comarcal, una villa renacentista rehabilitada y puesta en valor como motor de un turismo cultural y desestabilizado, un comercio fuerte y desarrollado que cubra las demandas de la comarca. Veo un Béjar como hace tiempo, llena de vida estudiantil, y un lugar donde las mujeres tengan las mismas oportunidades de tener un empleo digno que los hombres. Aunque hoy esto es una utopía para todos los géneros. Ese es el modelo de ciudad que quiero; una ciudad llena de gente feliz.

- ¿Necesita el área de Medio Ambiente otro tipo de gestión en Béjar? 
- En general todas las áreas necesitan una gestión diferente en la actualidad.  Medio ambiente no es una excepción. De hecho, ha sido una de las concejalías que más malestar ha provocado en los ciudadanos debido a ordenanzas absurdas y sin sentido y al descuido del río entre otras cosas.  El medio ambiente influye en la calidad de vida de las personas y aquí forma parte de la ciudad, de sus costumbres, y es un derecho de los ciudadanos y un deber de la administración su gestión racional.  Ese es nuestro compromiso. Hacer de este punto un asunto transversal a todas las actuaciones del ayuntamiento.

- ¿Por qué finalmente decidió IU concurrir a las elecciones en solitario y no integrada en Entre Todxs Béjar?
- Finalmente y pese a la ilusión y la expectación que generó esta convergencia, no pudo ser. Pese a estar trabajando desde enero conjuntamente y a través de foros sociales en las propuestas programáticas y en las normas de funcionamiento interno y código ético, íbamos chocando con escollos que se han ido  superando con trabajo y buena voluntad pero a veces eso no basta. Por triste que parezca, las diferentes líneas rojas que aparecían en la andadura y la falta de tiempo real para sortearlas a gusto de todos debido a la inminencia de los comicios nos hizo considerar que, tal vez, ambas formaciones caminaríamos mejor y más rápido yendo cada una por su lado. Así nosotros hemos presentado nuestro programa y nuestra candidatura, cuestiones éstas, que en coalición con Entre Todxs, aún no estaban resueltas a pocos días de la finalización del plazo para inscribir la coalición...  y para nosotros el programa es fundamental a la hora de coaligar con otra organización. Izquierda Unida no puede afrontar su futuro ni el de Béjar olvidándose de su pasado, con nuestros errores y nuestros aciertos. Hemos luchado y no es la hora de renunciar a nuestra identidad, sino de trabajar desde nuestra experiencia y nuestros principios.

- Si a eso sumamos lo sucedido en el seno del PSOE, ¿considera que la división de la izquierda bejarana allana el camino al PP?
- A río revuelto, ganancia de pescadores decimos por aquí. La división del PSOE debilita al PSOE, obviamente. No considero que el PSOE represente a la Izquierda, ya que ha gobernado en Béjar varias legislaturas seguidas y la última legislatura que gobernó, hace cuatro años, fue un tiempo perdido. Pudo haber cambiado muchas cosas y, sin embargo, practicó el continuismo de las políticas del PP.  Considerar que la Izquierda se presenta fragmentada es aventurarse demasiado. Veamos programas, veamos actitudes y luego juzgaremos.  Va a ser un Ayuntamiento multicolor de todas formas. Espero que no haya mayorías absolutas para que el consenso entre las fuerzas políticas y sobre todo el peso de la ciudadanía sean necesarios. Nos presentamos 7 partidos políticos... y la derecha también se presenta muy divida...

- ¿Quién es Rosa María Marcos y por qué tienen los bejaranos que votarla?
- Soy una mujer de clase obrera con casi 20 años de trabajo en la industria textil, como la mayoría de los bejaranos.  Actualmente soy auxiliar de clínica, trabajo en el Campyco como cuidador técnico de servicios asistenciales.  Soy madre de dos hijos y abuela de dos nietos a los que adoro y por los que he luchado como cualquier madre.  Soy de izquierdas y lo he sido siempre  porque no me olvido de mis orígenes.  Procedo de una familia numerosa y humilde. Somos seis hermanos y en aquella época teníamos una vida, como la mayoría de la gente de aquí, llena de carencias.  No había paro, pero los salarios no alcanzaban para llevar una vida holgada.  Esa situación vivida en carne propia y vista en la vida de mis seres queridos; familia, amigos y conocidos me ha empujado a luchar contra cualquier injusticia, en aquel momento y ahora que veo como la situación se reproduce.

Por eso he sido y soy militante de Izquierda Unida y sindicalista.  Mi compromiso no se ha quedado en la mera militancia sino que actualmente soy miembro del Comité de Empresa Provincial y he sido concejala de IU durante 8 años, del 95 al 2003.  Nunca percibí un duro, ni percibo, por el desarrollo de estos compromisos.  Los concejales de IU donamos nuestra asignación a la formación. La situación social, económica y laboral de Béjar ahora es prácticamente la misma que antaño, con la gravedad añadida de que el paro afecta a muchos vecinos de mi ciudad, la cantidad de hogares en los que no entra un sueldo y la cantidad de familias hipotecadas.  La consecuencia de esto es la despoblación, el envejecimiento y el miedo de la gente al poder y al caciquismo que se están produciendo en Béjar. Por eso, porque me da rabia ver Béjar así, en las manos en las que está, en esta vuelta a los años del franquismo y a la servidumbre a la que nos llevan. Por eso me presento defendiendo un programa valiente y rupturista.  Por eso pido el apoyo del pueblo para mí y para el equipo que llevo detrás.  Para IU y su apuesta de futuro.
       
- ¿Qué caracteriza al equipo que usted encabeza? 
- Es un equipo heterogéneo. La franja de edad oscila entre los 30 y los 66 años. Con trabajos y situaciones laborales  muy diferentes: parados, emigrantes, jubilados, autónomos y trabajadores de la administración. Un equipo unido, ilusionado y muy valiente, porque en épocas tan duras se atreven a plantar cara a la situación y a apostar por la defensa de los valores democráticos y los derechos de todos.

- ¿Seguiría La Covatilla en manos públicas si gobernara IU? 
- IU apuesta por la gestión directa de todos los servicios municipales. Lógicamente, la estación tendrá el mismo tratamiento que el resto de los servicios. Nunca estuvimos a favor de su construcción pero ahora hay que asumirla.  Veamos en qué situación se encuentra cuando, tal y como decimos en nuestro programa, se audite ésta actuación y otras similares del actual equipo de Gobierno.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído