Guillermo González y Aurelio Pérez, representantes de la Alianza por la Unidad del Campo que conforman las fuerzas de UPA y COAG, han comparecido en la mañana de este martes ante los medios de comunicación para ofrecer su visión particular acerca de algunos temas de máxima actualidad para el sector del campo. Más en concreto, desde la Alianza se ha valorado la pasada conferencia sectorial del Ministerio de Agricultura y la Política Agraria Común para el periodo de 2014-2020. De esto último ambos dirigentes han subrayado “que es un acuerdo a medio camino en relación a los objetivos planteados para Castilla y León y que genera dudas en cuestiones como los pagos acoplados o el programa de desarrollo rural”. No obstante, Guillermo y Aurelio se muestran satisfechos o realizan una valoración positiva por volver a garantizar la PAC para el periodo de 2014-2020, algo que definen de “fundamental” para el sector de la agricultura y la ganadería en la provincia y en la región.

De la PAC, la Alianza por la Unidad del Campo añade “que se queda un poco coja en los puntos donde creemos que se debería de haber incidido más para valorar más positivamente al verdadero profesional de la agricultura y de la ganadería. Por ello tenemos que quejarnos y seguir en lo que nosotros entendemos un reparto mucho más justo de las ayudas”. Esto en defensa, también, del agricultor activo. En este sentido se ha valorado que a partir de ahora al menos el 20% de los ingresos provengan de la venta de productos agrarios (aunque reclamaban un 50%). Por otro lado, la Alianza por la Unidad del Campo sigue luchando contra el ‘agricultor de sofá’ o a tiempo parcial y más conociendo que se dejará fuera de cualquier control o exigencia a los perceptores que cobran por debajo de los 1.250 euros”. “Queremos que todos los perceptores contemos con las mismas condiciones y las mismas exigencias. Hay 6.000 perceptores de la PAC que no han vendido un kilo de trigo, un litro de leche o un kilo de carne”, subrayan, en lo que consideran se ha favorecido “al statu quo de los grandes perceptores, la nobleza y notarios de la villa”.

 

Los pagos acoplados o el plan de desarrollo rural para zonas desfavorecidas son otras de las preocupaciones y reclamaciones de la Alianza por la Unidad del Campo como ya se indicaba con anterioridad. Aurelio Pérez, en relación a lo primero, pide que la remolacha sea considerada como un cultivo alternativo y que para potenciarla el pago se haga por tonelada para beneficiar al agricultor y no a una empresa. Reclamaciones en positivo también, para que reciban ayuda, el vacuno de carne. El actual acuerdo de la PAC contempla un total de 12% de los fondos para pagos acoplados del 15% que se pretendía. Finalmente, la Alianza por la Unidad del Campo denuncia la pérdida de fondos (hasta 98 millones de euros) del plan de desarrollo rural. Por todo lo anterior, la organización profesional agraria se manifestará en Valladolid en señal de protesta el próximo 25 de febrero con la premisa de reclamar una PAC justa para todos y en favor de los verdaderos profesionales del campo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído