La Alianza COAG y UPA en Salamanca ha denunciado el hecho de que se haya obligado desde alguna Unidad Veterinaria de la provincia, como la de Tamames, a identificar a todos los animales de explotaciones de ganado ovino electrónicamente, mediante el crotal y bolo ruminal, cuando realmente la normativa vigente sobre la identificación ovina no ha sufrido ninguna modificación al respecto.
 
El Real Decreto 947/2005 y la Orden AYG/392/2006, de 3 de marzo, por la que se regula el sistema de identificación de los animales de las especies ovina y caprina nacidos después del 9 de julio de 2005 en Castilla y León, establecen la identificación obligatoria de forma electrónica de los animales ovinos de la explotación en el plazo máximo de seis meses desde su nacimiento. Sin embargo, no establece a la identificación con identificador electrónico (bolo ruminal) y marca auricular (crotal) de los animales nacidos con anterioridad a la entrada en vigor de esta normativa, como se ha obligado a realizar la identificación electrónica de los animales más viejos de la explotación, nacidos antes del 9 de julio de 2005.
 
Precisamente estos animales sin identificar electrónicamente son “desviejados” de las explotaciones anualmente, motivo por el cual el ganadero no asume el coste que conlleva la identificación de estos animales, cuando se prevé que en breve serán llevados al matadero simplemente por la edad de los mismos. Por lo tanto, se ha provocado un gasto innecesario a los ganaderos de ovino de esta Unidad Veterinaria, uno de los sectores que sufre una situación dramática, como consecuencia de los precios que perciben por sus productos y los altos costes de producción que tienen que soportar. De hecho, Castilla y León contaba en 2008 con un censo de ovejas de 4.145.751 animales, y en el 2012, se ha reducido a 3.278.539, lo que supone la pérdida en cinco años de más del 20% de su censo. Por ello, desde la Alianza creen que la administración debería compensar económicamente a los ganaderos afectados por haber tenido que afrontar un coste en su explotación innecesario.
 
Desde COAG-UPA han solicitado la unificación de criterios y de exigencias a los ganaderos en las distintas Unidades Veterinarias, no sólo entre las distintas provincias de Castilla y León, sino dentro de las Unidades veterinarias de la propia provincia de Salamanca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído