La Consejería de Agricultura y Ganadería se ha marcado como objetivo agilizar lo antes posible el pago de las ayudas asociadas al sector lácteo a través de la PAC, poniendo todo el esfuerzo y trabajo en conseguir que el 50 % de los pagos se realicen a partir del 16 de octubre y el resto el 1 de diciembre de 2015.

Este año, las ayudas asociadas al vacuno de leche que pagará la Consejería de Agricultura y Ganadería a los ganaderos de Castilla y León se incrementan hasta los 9,4 millones de euros, lo que supone un aumento de casi 3,5 millones de euros respecto a 2014. Con esta medida, se trata de garantizar la viabilidad económica de estas explotaciones y reducir el riesgo de abandono de esta actividad productiva en Castilla y León.

En 2015 se suprime, además, el límite máximo de animales por explotación que se consideraba para la ayuda el año anterior, en el que se establecía un máximo de 100 animales por explotación, de los cuales las 40 primeras vacas cobraban el importe completo de la ayuda, y de la vaca 41 hasta la 100 el 80 % del importe completo. El Real Decreto aprobado para 2015 establece que las primeras 75 vacas de cada explotación perciban el importe completo de la ayuda, en función de cada zona en la que se ubique la explotación, y el resto la mitad. Sin embargo,  eliminó la posibilidad de que, en el caso de las explotaciones asociativas, modelo muy extendido en Castilla y León (con más del 30 % de las explotaciones), cada socio pudiese contabilizar las primeras 75 cabezas. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se comprometió a analizar esta situación para 2016.

Importe por cada ganadero

Las nuevas ayudas de la PAC establecen un incremento del importe unitario por vaca superior al 25 % respecto a los pagos asociados del año anterior como sectores vulnerables. Así, si en 2014 el importe unitario por cada vaca en zona de montaña se fijaba en 103,71 euros por cada una de las primeras 40 cabezas, los futuros pagos serán aproximadamente de 130,86 euros para las primeras 75 cabezas. De forma similar, en el caso de explotaciones ubicadas en otras zonas desfavorecidas distintas a montaña, el importe en 2014 era de 94,94 euros por cada una de las primeras 40 cabezas, mientras que los futuros pagos serán aproximadamente de 118,90 euros para las primeras 75 cabezas.

Requisitos para recibir esta ayuda asociada

Las ayudas se concederán por animal elegible y año. Serán animales elegibles las hembras de la especie bovina de aptitud láctea pertenecientes, de edad igual o mayor a 24 meses a 15 de junio de 2015 y que se encuentren inscritas en el Registro General de Identificación Individual de Animales (RIIA).

Para determinar los animales con derecho al cobro de esta ayuda se hará una comprobación de las reses presentes en la explotación del solicitante a 1 de enero, otra a 30 de abril y dos comprobaciones más en fechas intermedias a determinar; (para este año 2015 se han seleccionado el 1 de febrero y el 1 de marzo), ambas iguales para todas las explotaciones de España. Los animales a computar serán aquellos presentes en cada explotación en las cuatro fechas de recuento.

Las explotaciones donde deberán ubicarse los animales elegibles deberán cumplir los siguientes requisitos: estar inscritas en el Registro de Explotaciones Ganaderas (REGA) como explotaciones de bovinos con una clasificación zootécnica de ?reproducción para la producción de leche? o ?reproducción para producción mixta?; y haber realizado entregas de leche a compradores al menos durante seis meses en el periodo comprendido entre el 1 de octubre del año anterior a la solicitud y el 30 septiembre de 2015 o haber presentado la declaración de ventas directas en este último año con cantidades vendidas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído